atril

share

Jueves 21 de mayo. Alrededor de las 15.40 horas, cuatro sujetos saltan una malla ciclónica de un terreno baldío en la calle Brisas del Pacífico del fraccionamiento Las Brisas, en el municipio de Temixco. Se cubren los rostros con capuchas, son de complexión delgada y altos de estatura. Corren unos 20 metros hasta llegar a una casa en cuya entrada matan a un hombre, y en seguida ejecutan a otro masculino y a dos mujeres que se encuentran en el área de la alberca.

share

Politiquero el rumor sobre un “despido masivo” de trabajadores del Ayuntamiento de Cuernavaca, el alcalde Antonio Villalobos Adán salió al paso, desmintiéndolo. ¿Pero era necesario? Falaz, burdo, vulgar e iletrado el titiritero de los “chalanes” cibernéticos del edil está claramente identificado. Y punto... DE LA creencia popular sobre que entre más calor menos cólera virus, ya ni quién se acuerde. Resultó una mentira como tantas otras, el bicho sigue ahí, es peligroso y a veces letal.

share

Si el plazo fatal para la reforma electoral es mayo, con el de hoy quedan tres días para aprobarla. Esto según la diputada panista Dalila Morales Sandoval, quien una semana atrás declaró que antes de que concluya este mes el PAN “estará a favor de impulsar la reforma”. Dice: para que la enmienda pueda ser aplicada en el proceso electoral 2020-2021. El pretexto, motivo o razón es garantizar “una verdadera representación” en el Congreso Estatal.

share

En Xoxocotla no saben a ciencia cierta cuántos de sus paisanos han muerto por el cólera virus; los datos son confusos. El presidente del Concejo Municipal, Leonel Zeferino, señala que la Secretaría de Salud reconoce siete fallecimientos por Covid-19 pero que el propio Consejo ha expedido 49 actas de defunción.

share

Considerados así en las reglas no escritas de la política, porque las circunstancias les son favorables o cumplen ciertas condiciones, el panorama del siguiente proceso electoral no parece ser la excepción. Lo único que lo haría diferente sería el aplazamiento del arranque de la contienda electoral, no en septiembre sino semanas después debido –adivinó el lector– a la pandemia del Covid-19 que tantas cosas de la política y la vida en general ha trastocado.

share

 Ya ni adentro de las casas hay seguridad. En el pueblo de Galeana estaba un muchacho adentro de la suya, conversando con amigos. Eran como las nueve y media de la noche. De pronto entró un sujeto a la vivienda, disparó y le pegó un tiro en el brazo izquierdo. Si acierta un poquito a un lado, en el corazón, lo habría matado; diez o quince centímetros hicieron la diferencia entre la vida y el más allá.

share

Cada noventa minutos, Cuernavaca suma un caso de cólera virus. Muchísimos si consideramos que a nivel nacional se detecta un caso cada 41 segundos, y que mientras en la capital morelense viven unas cuatrocientas mil personas el país tiene 125 millones de habitantes. No por nada se ve preocupado y ocupado el alcalde Antonio Villalobos. Subrayada la rapidez vertiginosa de los contagios por el Comité Municipal de Contingencia Covid-19, el fin de la semana anterior reportó poco más de 800 casos confirmados, cerca de 270 sospechosos y casi 110 defunciones.

share

Vas al Oxxo para comprar lo que sea. La fila de clientes está adentro de la tienda, no afuera porque ahí quema el sol. Se te repega la mujer que está atrás de ti, y entre ella y la mujer de adelante te hacen sandwich. La sana distancia les vale madre. Quedas aprisionado, rodeado de refrigeradores, exhibidores y de niños y adultos. Te preocupas, te acomodas el tapaboca, no puedes evitar pensar: “estas cabronas me pueden contagiar”.

share

Porque del delito de coalición de servidores públicos han sido formalmente imputados, es que nueve de los dieciocho magistrados del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) se encuentran en la condición de vulgares presuntos delincuentes: Carmen Cuevas López, Rubén Jasso Díaz, María Idalia Franco Zavaleta, Elda Flores León, Valentín González García, Miguel Ángel Falcón Vega, Manuel Díaz Carvajal, Carmen Aquino Celis y Leticia Taboada Salgado.

share

Significado por la aplicación de políticas sociales y administrativas de vanguardia, el alcalde de Jiutepec, Rafael Reyes Reyes, pone dos muestras. Una: mediante un acuerdo del cabildo, a partir de la primera quincena de mayo el presidente municipal, el síndico y los regidores disminuirán 50% sus salarios para un ahorro mensual de 300 mil pesos que, sumados a 700 mil por la baja salarial del 20% acordada por los trabajadores de confianza, significará el ahorro de un millón de pesos al mes.

share

Antes la gente de mecha corta tenía un incidente con el cafre que se le cerraba imprudentemente, discutían, se echaban la culpa uno al otro y de las palabras solían pasar a los hechos. Menudeaban las trompadas y una que otra patada, pero nada de armas punzocortantes y menos revólveres o escuadras de fuego. Llegaba el agente de tránsito (“tamarindos”, se les decía por sus uniformes café), y si era pertinente llamaban al perito. Los peleoneros volvían a la discusión, observados por los curiosos que quién sabe de dónde salían pero se juntaban en segundos.

share

Por primera vez en el Día de las Madres, ayer permanecieron cerrados los panteones de la capital e igualmente en los municipios del interior. Aquí y por doquier a nivel nacional el confinamiento social selló las puertas de los cementerios, las flores no fueron cortadas en los sembradíos, los mariachis callaron y no cobraron, las mamás difuntas se quedaron esperando a las visitas que no pudieron entrar. Fue lo nunca visto en la historia de las ciudades y los pueblos.

share

No creen que pueden contagiarse, que el riesgo de infectarse sea real. La advertencia la hizo el alcalde de Jiutepec, Rafael Reyes Reyes, y refiere a los incrédulos de la pandemia del covid-19. Valga la redundancia: lo increíble pero cierto de que tanta gente no cree que el corona virus existe. O que simulan no creer. De cualquier manera, lo que recién sucedió en el Paseo Cuauhnáhuac refleja un retrato de lo que ocurre en muchas partes del territorio mexicano.

share

En Cuernavaca, con 366 mil habitantes, a partir de este viernes y hasta el mismo día de la próxima semana estarán cerrados los panteones. Dictada por el alcalde Antonio Villalobos por sugerencia del Comité de Contingencia Covic-19, la medida es para evitar grandes concentraciones de personas, como tradicionalmente ocurre el Día de las Madres en los campos santos. Y en Jiutepec, donde viven 314 mil, el presidente municipal Rafael Reyes Reyes dicto la misma disposición. Para la historia, será la primera vez que no abran los panteones.

share

Ignacio Zaragoza fue llamado el “chinaco fronterizo” por el historiador mexicano Guillermo Prieto. Cubrió de gloria al ejército mexicano, derrotando a los franceses, pero no pudo disfrutar ese prestigio ganado en batalla, pues a los cinco meses del triunfo en Puebla murió de tifoidea. Chinaco es el vocablo que denomina a un guerrillero liberal mexicano durante la guerra de Independencia, la guerra contra los Estados Unidos y la intervención francesa en México.

share

La vida de “Paloma” (Julissa) ya no sería igual después de conocer al “Estilos” (Óscar Chávez) en la película “Los Caifanes” (1967). Trata de una noche con pintas de degenerar en un “reventón” que al final no lo es, sino de travesuras inocentes, topados por la casualidad cuatro jóvenes proletarios con una pareja de novios “fresa”, “Jaime” (Enrique Álvarez Félix) y “Paloma” (Julissa), que son pillados fajando en el coche del “Estilos”, el jefe del cuarteto de muchachos de condición popular.

share

De la represión laboral al virus

share

El “populismo” de Villalobos

share

Andan por la vida como si nada pasara. Se te arriman, no guardan la sana distancia, no traen tapa bocas. Habría que poner pantallas espectaculares en los zócalos de las ciudades grandes y pueblos pequeños, visibles por enormes, de unos cincuenta por veinte metros, claras las letras y elocuentes las imágenes. También en los límites de estados y en las fronteras del norte y el sur, para que informen cuántos muertos por el cólera virus van, que los incrédulos se asusten y se guarden en casa. Pero ni así respetarían la cuarentena, necios, obcecados, inconscientes.

share

Los testarudos en el covid

Páginas