Habrá que ver cuáles políticos de Morelos, que son o dicen ser de Morena, participarán en la caminata del Ángel de la Independencia al Zócalo, el domingo. Pero desde ahora una cosa es segura: marcharán morenistas auténticos de Cuernavaca y del interior del estado, pero también politiqueros que dicen ser mas no son lopezobradoristas, sino vulgares oportunistas que codician las diputaciones, alcaldías y senadurías que estarán en juego en las elecciones de julio de 2014.

Como si se tratara de un juego de “vencidas”, ganará la marcha en la que participe el mayor número de personas. Mientras publicistas de la derecha han presumido una asistencia de hasta 60 mil personas a la marcha de apoyo al Instituto Nacional Electoral (INE), el domingo antepasado, la izquierda minimiza la cifra a sólo 10 mil.

Sin embargo, la paradoja son los antecedentes de algunas de las calificadas como finísimas personas que se pronunciaron antes, después y durante la marcha.

“El Universal” destacó en su edición del 19 de agosto pasado: “La Estafa Maestra es uno de los fraudes más escandalosos en la historia de México, el cual comprende once dependencias federales que supuestamente fueron usadas para desviar millones de pesos durante el gobierno de Enrique Peña Nieto. La Estafa Maestra fue producto de una investigación periodística publicada por Animal Político en colaboración con la organización Mexicanos Contra la Corrupción e Impunidad, y reveló una red estratégica de desvío de recursos públicos. Las tres dependencias que supuestamente participaron en los desvíos fueron la Secretaría de Desarrollo Social encabezada por Rosario Robles, el Banco Nacional de Obras (Banobras) y Petróleos Mexicanos (Pemex), dirigido por Emilio Lozoya Austin. La Auditoría Superior de la Federación (ASF), que es el órgano del Congreso de la Unión responsable de vigilar el uso del presupuesto federal, detectó que el gobierno federal entregó 73 convenios (subcontrataciones) a 186 empresas por 7 mil 670 millones de pesos, de las cuales 128 no tenían infraestructura ni personalidad jurídica para proporcionar los servicios para los que fueron contratadas o simplemente no existen”. (Por cierto, en la dicha estafa está presuntamente involucrado el ex rector de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos, Alejandro Vera, sobre quien pesan una orden de aprehensión y una ficha de búsqueda de la Interpol). 

Tres días después, el 19 agosto el mismo medio informó: “Rosario Robles ha quedado este viernes en libertad después de tres años en prisión preventiva por el caso de desvíos millonarios bautizado como la Estafa Maestra. La secretaria de Desarrollo Agrario y Desarrollo Social durante el mandato de Enrique Peña Nieto (2012-2018) solicitó en al menos siete ocasiones poder defenderse en libertad desde que ingresó en el penal de Santa Martha Acatitla en agosto de 2019. El juez le denegó esa posibilidad, una y otra vez, por riesgo de fuga. El pasado miércoles lo volvió a intentar alegando diversas enfermedades y motivos de edad”.

Actualmente Lozoya Austin continúa preso en el Reclusorio Norte. 

Gracias a las hemerotecas la gente no olvida. Por lo demás, a propósito del desenlace de la polémica sobre la permanencia o desaparición del INE el presidente López Obrador ya ha hecho una crónica adelantada: para que desaparezca el INE bastará con los votos de la mitad más uno de los diputados federales. La mayoría simple, pues, que forman Morena y sus aliados… (Me leen mañana).

Por: José Manuel Pérez Durán / jmperezduran@hotmail.com 


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado