Diario de Morelos
Copa Morelos 2016

Semblanzas de Morelos: Margarita González Saravia

Reconocida mujer por sus inquebrantables ideales, activista política de izquierda, entregada al trabajo dentro de todas sus actividades, dueña y miembro de la familia propietaria del Balneario Las Estacas, el cual fue fundado por su abuelo en 1947, una de las personas con mayor información y experiencia en el ramo turístico es Margarita González Saravia Calderón, quien nació en la Ciudad de México el 13 de junio de 1956, llegando a Cuernavaca en 1984, donde sobresale desinteresadamente por sus obras al servicio de la comunidad.
Su padre: don Enrique González Saravia, quien era ganadero y banquero en la ciudad de Durango, Dgo. Su mamá Margarita Calderón Inclán quien se encargaba de la dirección del hogar. El abuelo de Margarita fue don Anastasio González Saravia, quien fue el fundador del Banco de México, S.A., el que introdujo a la familia de los señores Legorreta al negocio del mismo banco. Don Anastasio fue director y presidente de la Academia Nacional de Historia de México.
Su abuelo materno participó como cadete del Colegio Militar con sede en el Castillo de Chapultepec, en La Marcha de la Libertad, acompañando al Presidente de la República don Francisco I Madero.
Su abuelo compró la antigua Hacienda de Temilpa en Tlaltizapan, Morelos y en 1947 fundó el hermoso Balneario “Las Estacas”. En Cuernavaca organizó con varios personajes, el Comité de Defensa Civil de Morelos, para integrar a los defensores del Estado de Morelos en caso de que la segunda guerra mundial se extendiera a México. Años después, en 1947, tuvo lugar la formación del “Primer Consejo Turístico de Morelos.”
Margarita González Saravia estudió en la escuela de monjas: Colegio Francés del Pedregal  y al terminar sus estudios, a los 18 años, decidió ir a ayudar a las comunidades populares y a las campesinas, cuando el País estaba en plena efervescencia por los sucesos estudiantiles de 1968.
En aquellos movimientos sociales de finales de los años setenta y principios de los ochenta, Margarita ya tenía una auténtica vocación de servicio. Para ella comenzaba la lucha por el cambio social y tenía ante sí la oportunidad de participar en uno de los momentos especiales donde los movimientos sociales iban a revolucionar a México entero y finalmente, tendría la oportunidad de ser partícipe de la generación de lo que ella misma siempre ha sido: una mujer de izquierda, comprometida con sus principios y sus semejantes.
Después de trabajar varios años en diferentes organizaciones sociales, conoció al ingeniero Heberto Castillo Martínez con quien colaboró durante su campaña Movimiento Revolucionario del Pueblo (MRP) el cual quiere como candidato a la Presidencia de México. Siendo Margarita, integrante de la campaña del Ingeniero Castillo, Cuauhtémoc Cárdenas lanzó su candidatura para la presidencia, Heberto Castillo se le unió, para dar paso al Partido de la Revolución Democrática (PRD), habiendo ganado Cuauhtémoc las elecciones de 1988, mismas que le fueron arrebatadas por Carlos Salinas de Gortari.
Tiempo después comenzaron las cuotas y las divisiones dentro del partido y Margarita se retiró por un tiempo de la política partidista, incorporándose a varias ONG, donde conoció muchas de las organizaciones sociales de Morelos. En 1992 siendo gobernador Antonio Rivapalacio, formó la primera red de ayudantes municipales para Programas del Medio Ambiente. Nos cuenta que añora los tiempos en que el Ing. Heberto Castillo le decía “La protección del Medio Ambiente es la garantía de la subsistencia de nuestro pueblo.” Desde entonces no ha olvidado sus sabias palabras. Sin embargo, Margarita siguió participando desde la sociedad civil, con los movimientos de izquierda de Cuauhtémoc Cárdenas y de Andrés Manuel López Obrador, tanto en el PRD como en el nuevo Partido Político “Morena”.
Participó en el Centro de Encuentros y Diálogos, dirigida por el Obispo de Cuernavaca, don Sergio Méndez Arceo, donde se generaron proyectos ambientales y de desarrollo comunitario con autoridades locales. Con “La Caja Popular Mexicana” de ahorros, formaron en Tehuixtla, el primer Centro de Acopio de Deshechos Sólidos, cuando tomó consciencia de la importancia de la ecología y del medio ambiente. Estos Movimientos comunitarios continúan estando presentes. Organizó y fue presidenta del “Patronato del Centro Histórico de Cuernavaca” junto a los señores Sergio Estrada Cajigal Barrera, Rubén Mendoza, Lupita González, Gabriela Dauget, Manuel Dehesa y Fernando García Valero. La finalidad era buscar recursos para mejorar las calles de Cuernavaca, dar impulso al Consejo de Cronistas, apoyar los servicios culturales del Centro Histórico. También colocar letreros de mosaico en las esquinas del centro, con el nombre de las calles. Cuenta que se encontraron que la calle Pericón ya se llamaba Manuel Suarez que la Gobernadores, ahora era Vicente Guerrero. Y así que cada gobernante le ponía los nombres a su antojo.
Por su origen empresarial y su vocación dentro del sector turístico, en 1994 es nombrada Presidenta de la Asociación de Balnearios del Estado de Morelos. En 1998 fundó la “Asociación de Parques Acuáticos y Balnearios, A.C. a nivel nacional, siendo presidenta durante cuatro años, así como la Asociación de Hoteles del Estado de Morelos y el Consejo de Turismo Estatal de Morelos. En 1999 funge como Subsecretaria de Turismo de Morelos, en 2000 Secretaria de Desarrollo Económico y Turístico del gobierno estatal. Es en 2015 cuando es llamada por la Universidad Autómata del Estado de Morelos, a formar parte de sus proyectos de trabajo, haciéndose cargo de la labor de capacitación del Patronato Universitario. Mujer inteligente, bella y trabajadora es un ejemplo y orgullo para los morelenses.