CUERNAVACA,  MORELOS.- Ante el virus del COVID-19, la vida en muchas ocasiones nos exige ser más creativos para superarnos como individuos, y esta es la historia de Mireya Aburto, quien después de que cerraran el despacho de litigantes donde laboraba, a causa de la contingencia, se quedó sin ingresos por una larga temporada, por lo que, en medio de la cuarentena, encontró una forma de salir adelante y obtener ganancias para ella, su hijo y también para su familia; Mireya, tuvo que enfocarse en sus habilidades adquiridas en el pasado, para de allí fincar un futuro inmediato y así fue como recordó que en años pasados había estudiado en la escuela “El Suspiro” cocina de alta repostería.

Dicho aprendizaje a Mireya le dio la certeza de que se podía emplear y así fue como emprendió su negocio denominado ‘Yeya´s Cakes Cuernavaca’, en el cual se realizan riquísimos pasteles, panqués, galletas y pan artesanal y través de las redes sociales promocionó su nueva idea, por lo que comenzó a comercializar sus pasteles con diseños en fondant  y decorados a mano, convirtiendo estas creaciones en repostería casera cien por ciento artesanal, la cual está muy de moda y ha logrado llevar sus pasteles por todo el estado repartiendo ella misma desde Tepoztlán hasta Temixco y nos comenta que el pastel más pedido era el del Coronavirus… ríe irónicamente. 

Aprovecha al máximo su creatividad

Al quedarse sin un ingreso fijo, debido a la contingencia sanitaria, Mireya Aburto Coranguez se las ingenió de alguna manera para echar a andar la entrega a domicilio de su repostería.

Pastel COVID-19 es el más pedido...

Al surgir la pandemia de Coronavirus, Mireya se dio a la tarea de diseñar un pastel en forma gráfica del virus, acompañado de un cubrebocas, jabón y papel de baño; el modelo de pastel para siete personas sigue siendo el más solicitado.

Por: Luis Flores / luis.flores@diariodemorelos.com