La agencia contra el cáncer de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha catalogado el aspartamo —un edulcorante presente en los refrescos light, chicles y otros alimentos— como una sustancia que “quizás” podría causar cáncer. Pero ¿cuántas latas de refresco tendría que consumir una persona para que sea peligroso?

De acuerdo con los expertos, una persona podría consumir hasta 40 miligramos de aspartamo por kilo de masa corporal por día sin que eso signifique un riesgo para la salud, lo que es el equivalente, en promedio, a unas 20 latas de refresco por día, según coinciden los expertos.

La Agencia Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés), el órgano de la OMS que se encarga de identificar el potencial cancerígeno de las sustancias, ha concluido, tras estudiar la evidencia científica disponible, que el aspartamo pertenece a la categoría 2B, que es el antepenúltimo escalón dentro de la pirámide que diseñaron para identificar potenciales riesgos para los humanos. Esto significa que la evidencia es limitada en humanos e insuficiente en animales.

“Hay varios puntos a tener en cuenta: primero, que no hay un estudio en humanos que avale que este producto produce cáncer de manera directa. Sí está claro que la cuestión está en la cantidad, hay un límite, como en casi todo. Si uno se pone a pensar hay muchos productos que están presentes en alimentos o, incluso, en el agua, que podrían ser cancerígenos dependiendo de la cantidad que se consuma.

"Está claro que la ingesta de aspartamo no debe superar los 40 miligramos por kilo de peso. Tienes que consumir mucha cantidad para que sea peligroso, pero no hay una relación directa como sí la hay con el cigarrillo. En definitiva, hay que tener una dieta balanceada y equilibrada”, señala Diego Kaen, oncólogo clínico, docente de la Universidad de La Rioja y presidente de la Asociación Argentina de Oncología.

Entonces, ¿el aspartamo es o no un riesgo para la salud?

El aspartamo, que es hasta 200 veces más dulce que el azúcar, está en miles de productos alimenticios, y hasta en algunos fármacos. Desde 1981, el comité de investigadores de la OMS ha señalado que el consumo de aspartamo, dentro de los límites diarios aceptables, no representa un riesgo para la salud.

“El aspartamo va a estar en casi todo producto dietético. Con la nueva Ley de Etiquetado Frontal, va a aparecer una advertencia indicando que contiene edulcorantes no nutritivos, eso quiere decir que puede haber aspartamo. En su momento, se dijo que puede generar daños para la salud, pero hoy sabemos que los márgenes de seguridad son muy amplios. Aunque sí hay que tener cuidado con los niños, ya que pueden consumir mucha menos cantidad de edulcorantes que un adulto”, advierte Nélida Karavaski, miembro del Servicio Endocrinología, Metabolismo, Nutrición y Diabetes del Hospital Británico.

Desde el Consejo Internacional de Asociaciones de Bebidas (ICBA) se emitió un comunicado en donde resaltan que el Comité de Expertos en Aditivos Alimentarios (Joint Expert Committee on Food Additives) revisó décadas de evidencia de alta calidad y datos reales de consumo humano, estableciendo una ingesta diaria admisible en la que el aspartamo se puede consumir diariamente de manera segura durante el transcurso de toda una vida.

Kate Loatman, directora ejecutiva del ICBA, “aplaudió” el hallazgo de la OMS y la FAO y comentó: “Esta conclusión de los principales expertos en salud y seguridad alimentaria del mundo afirma una vez más que el aspartamo es seguro. Después de una revisión rigurosa, este hallazgo fortalece aún más la confianza en la seguridad del aspartamo y desempeñará un papel vital para informar a los consumidores en la medida en que consideran todas las opciones para reducir el consumo de azúcar y de calorías en sus dietas”.

¿Por qué el aspartamo podría ser cancerígeno en altas cantidades?

Manglio Rizzo, jefe del servicio de Oncología del Hospital Universitario Austral e investigador en el Instituto de Investigación de Medicina Traslacional de la Facultad de Ciencias Biomédicas de la Universidad Austral y el CONICET, señala que, tras ser ingerido, la digestión del aspartamo en el intestino produce como resultado algunas sustancias que en exceso podrían ser dañinas para el organismo, como es el metanol que luego es transformado a formaldehído y ácido fórmico.

El formaldehído, explica, a través de su unión al ADN de la célula, puede causar daño en la información genética que ella tiene. Este daño genético podría generar cambios en el comportamiento celular que “faciliten su multiplicación desordenada”, impidan su muerte programada y favorezcan su capacidad de invadir y generar metástasis.

“El efecto carcinogénico del aspartamo no ha sido demostrado en humanos. Todos los estudios provienen del análisis en células en el laboratorio o con animales de experimentación. Se ha hipotetizado que podría tener un efecto sobre las células haciéndolas más resistentes a su muerte. En ratas, la ingesta de dosis muy elevadas de aspartamo también favorecería el crecimiento indiscriminado de las células, produciendo tumores”, describe Rizzo.

Otro grupo de expertos seleccionados por la OMS y la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) concluyó que el sustituto del azúcar es seguro en cantidades limitadas.

La agencia de investigaciones sobre el cáncer de la OMS convocó a su grupo de expertos en junio para evaluar el potencial cancerígeno del aspartamo. Basó su conclusión de que el aspartamo es “posiblemente cancerígeno” en estudios a seres humanos y animales que encontraron evidencia “limitada” de que el compuesto puede estar relacionado con el cáncer de hígado.

En un estudio separado, los expertos reunidos por la OMS y la agencia de alimentos actualizaron su evaluación de riesgos, incluida la revisión de la ingesta diaria aceptable. Llegaron a la conclusión de que “no había evidencia convincente” en los niveles consumidos actualmente de que el aspartamo es peligroso, con lo que mantuvieron sin cambios sus pautas con respecto a los niveles aceptables de consumo.

En todo caso, la guía sobre el uso del aspartamo no ha cambiado. “No estamos aconsejando a la gente que deje de consumir (aspartamo) por completo”, recalcó el director de nutrición de la OMS, el doctor Francesco Branca. “Sólo estamos aconsejando un poco de moderación”.

(Con información de AP)

 

 

junio 2024  - CDI Morelos

Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

Sigue el canal de Diario De Morelos en WhatsApp