Diario de Morelos
Copa Morelos 2016

Intimidan a una alcaldesa electa

Rueda de prensa. Edith Cornejo Barreto mostró la denuncia por agresiones hacia ella y su padre, quien aparece a la derecha

CUERNAVACA, MORELOS.- La alcaldesa electa de Temoac, Edith Cornejo Barreto, solicitó al Gobierno del Estado protección para ella y su familia tras los ataques recibidos por un conflicto post electoral.
Ayer, en rueda de prensa, Cornejo Barreto informó que tras haber obtenido el triunfo con sólo 50 votos por arriba de Bernardino Ramos Montaño, candidato del Partido Humanista, comenzaron las amenazas y ataques en su contra.
Aunque el tema está en los tribunales debido a que el Partido Humanista (PH)  presentó una impugnación, hasta este momento ella y su familia han sido objeto de  constantes amenazas.
“El fin de semana mi papá Leonor Cornejo Velázquez fue golpeado por Mario Asunción  Ramos Domínguez, sobrino del candidato opositor, hecho por el cual presentamos una denuncia ante la Fiscalía General del Estado, asentada en el expediente CT-UIDD-A/2215/2015, por los delitos de lesiones, amenazas y lo que resulte”, dijo.
Lamentó la actitud que ha tomado el candidato del PH y aseguró que pese a las intimidaciones no se desistirá y continuará para que el próximo 1 de enero de 2016 rinda protesta al cargo.
“En la pasada elección gané con una diferencia de 50 votos, por lo que me convertiré en la segunda mujer en llegar a la alcaldía en Temoac, municipio en el que aún prevalece el machismo y la discriminación hacia las mujeres, sin embargo, esto me permite seguir trabajando para que pueda contribuir a mejorar las condiciones en esta localidad, pero necesito el apoyo para evitar que se cumplan las amenazas”, comentó.

"El fin de semana mi papá Leonor Cornejo Velázquez fue golpeado por Mario Asunción  Ramos Domínguez, sobrino del candidato opositor.”
Edith Cornejo Barreto, alcaldesa electa de Temoac












Hazte fan de Diario de Morelos en Facebook y síguenos en Twitter para estar actualizado con las últimas noticias de Morelos, México y el mundo.

COMENTARIOS