Siguenos en
    Redes Sociales

Tu colonia: Alpuyeca, Xochitepec

Tranquilidad. El bello zócalo del pueblo.
Tranquilidad. El bello zócalo del pueblo.

Xochitepec, MORELOS.- Ubicado en sitio estratégico, a escasos kilómetros de Puente de Ixtla,  Miacatlán, Tetlama, Xochitepec y hasta del mismo Taxco en el estado de Guerrero, Alpuyeca  es un pueblo con cultura propia, su nombre antiguo era Santa María Alpuyeca, pero por el decreto gubernamental de 1930 en donde se dicta que ningún municipio con nombre de santo será reconocido, quedó únicamente como hoy lo conocemos.
Su nombre proviene de la etimología náhuatl, como la mayoría de pueblos en el estado de Morelos, que se desglosa en ATL: agua; POYE: salado, y CATL, que significa lugar. Aunque existen teorías de que hubo asentamientos humanos desde 1500 años antes de Cristo, es en el año 1200 de nuestra era en que la tribu tlahuica llega al valle de Morelos y fundan Alpuyeca en el año 1600, una de tantas edificaciones de esta etnia en el Estado de Morelos.
Uno de los grandes vestigios testigos de esta civilización se encuentra al pie de la parroquia de La Purísima Concepción, edificada por Isabel La Católica en 1531 sobre una ciudad tlahuica, en donde hace casi diez años (2004), el INAH realizó excavaciones y descubrió una barda perimetral y 22 entierros, los cuales puso a resguardo del museo de Antroplogía e Historia y prometió retornarlos al poblado en cuanto estuviera construido el museo comunitario por el cual la señora Salustia Carbajal Castro, presidenta de la asociación “Unidos por la Cultura de Alpuyeca A.C”. está luchando con apoyo del actual ayudante municipal José Luis Dorantes. Además es sorprendente que en estas ruinas existen túneles que conectan Alpuyeca con Xochitepec, Atlacholoaya, Xochicalco y Tezoyuca.
El Santuario del santo patrono Tlahuica, del que se desconoce el nombre, se ubica en la cima del cerro de la corona en donde una cruz de 5 metros de altura representa la deidad que se venera  el 3 de Mayo de cada año con música, danzas, cantos, flores y  huentle (ofrenda). Los vecinos se encumbran después de un recorrido de aproximadamente 5 kilómetros, mismo que realizó Diario de Morelos a partir de la avenida principal del pueblo; esta es una ceremonia de las más representativas y conservadas por la comunidad de la cultura tlahuica, al igual que la que celebran el otro lugar sagrado, ‘el ojito de agua’ situado en el km. 1.800 de la carretera Alpuyeca-Grutas, solo que en este santuario se festeja el día de Ascensión de nuestro señor, 40 días después del Domingo de Pascua.
Sin embargo también son tan importantes el 24 de septiembre día de la Virgen de la Merced; el 8 de diciembre, día de La Purísima  Concepción y el 12 de diciembre día de la Virgen de Guadalupe.

EL RITMO MODERNO
La modernidad dio al traste con el pueblo, el comercio abarrota las calles y el transporte público las inunda; por  Alpuyeca circulan diferentes líneas de transporte público (5 en total) que satisfacen las necesidades del vecindario. Desde lo alto del cerro de la corona se pueden apreciar, en dirección a la recién construida unidad de Las Palmas, verdes y esplendorosas 170 hectáreas sembradas con caña de azúcar, esta era una zona lacustre y por ello aún se le llama “La Laguna”, pero a mediados del siglo pasado también fue abatida por los embates de la modernidad y el desbloqueo de la única salida de agua, sin embargo es una muestra fehaciente de la labor campesina del pueblo que también cultiva calabaza, maíz, pepino, frijol y arroz de temporal.
El comercio es una de las fuentes de ingresos del poblado, los viernes es el tianguis acostumbrado y aquí llegan, además de los locales, comerciantes de otros poblados que han acrecentado el número de locales instalados durante todo el día. Alrededor de la parroquia de La Purísima Concepción y el zócalo también se pueden ver diariamente comerciantes dedicados a la venta de comida preparada en su mayoría,  que impiden la libre circulación por las aceras y los  viandantes tienen que transitar por la carretera con los riesgos que esto implica.
Una esperanza real para la economía de Alpuyeca es atraer turismo; construir el museo comunitario, al que se le incorporarían los restos humanos aún en poder del  INAH y las piezas prehispánicas en poder de los pobladores que se dice son muchas que son resguardadas con celo, se trata de las pruebas de la antiquísima historia de su linaje, los santuarios del cerro de la corona, el ojito de agua y el cerro del olvido, todo ello constituye el enorme ventanal a sus raíces tlahuicas, a las que le guardan enorme respeto.

Desde la conurbada
A pesar de quedar dentro de la mancha urbana, todavía es un pueblito.

1531
Inicio de la parroquia por Isabel La Católica

1600
Año oficial de fundación del poblado de Alpuyeca

1939
Culminación de la construcción de la parroquia por franciscanos

2004
El INAH realiza hallazgos en la base de la parroquia

170
Hectáreas de cultivo forman parte del lugar


COMENTARIOS