A punto de quedar en ceniza estuvo un taxi Nissan-Tsuru, tras incendiarse el motor presuntamente por un cortocircuito, cuando circulaba por la avenida Plan de Ayala, a la altura del hospital del IMSS en Cuernavaca, por lo que el rultero fue auxiliado por automovilistas quienes lo ayudaron a evitar que las llamas se extendieran por todo el auto de alquiler.



Loading...