México.- Los regalos de Reyes Magos escasearon en CU, pues Pumas y Veracruz sellaron un desabrido empate sin goles que acabó con abucheo para los locales.

Si bien en el papel la escuadra auriazul parecía favorita, la estadística se impuso y Tiburones Rojos volvió a sumar en CU, donde no pierde desde 2015. 

Pumas sufrió en CU a lo largo del semestre pasado y en lo que parecía ser un inicio distinto en este nuevo certamen, todo quedó en un intento fallido a pesar de que tocó puerta con más insistencia en el primer lapso.

El chileno Felipe Mora saboreó el gol en los primeros instantes, pero el árbitro y el VAR le invalidaron la anotación; luego el Club Universidad buscó con disparos de larga distancia y con un cabezazo de Alejandro Arribas, pero el novel portero Sebastián Jurado se vistió de héroe con un atajadón.

El complemento no tuvo cambios, Pumas apostó con centros al área desde los costados o en tiros de esquina, pero sin premio alguno; Mora volvió a quedarse cerca con otro remate, mientras que el resto estuvo bien controlado por Jurado y su defensa.

Aunque la pelota fue más del local, Veracruz tuvo la ocasión más clara de gol en el segundo lapso, pero la desaprovechó Menéndez, quien disparó con poca dirección y Alfredo Saldívar recostó sin complicaciones, en un empate a cero para olvidar.

Una igualada que puede ayudar de algo a los jarochos en su lucha por evitar el descenso, así como en el aspecto anímico, además de dejar en claro una vez más que CU no le pesa. Pumas terminó con agrio sabor. 


Últimas Noticias