EN plena recta final de la administración peñanietista, cada vez se ve más complicado que la SCT y la empresa Freyssinet hagan realidad el viejo sueño de terminar el puente Apatlaco; sólo les quedan 23 días.

Nada nuevo, el Distribuidor Vial Palmira, así como el mismísimo Paso Express, superaron el calendario preestablecido de conclusión, pero en el caso particular prácticamente no habría razón de incumplimiento.

Dicen, los que dicen que saben, que luego podrá pretextarse que no se acabó a tiempo porque el gobierno no pagó con puntual regularidad las estimaciones de avance de obra, y ésta puede atorarse mucho más.

RESULTA natural la mueca que miembros de la comunidad científica de Morelos hacen cuando se enteran de algunos planes de Alejandro Vera Jiménez como potencial titular del Consejo de Ciencia y Tecnología.

Alias, el ex rector está aferrado a la loable tarea de desenterrar difuntos para que se haga su identificación, como lo hizo durante su gestión en la UAEM mientras ésta se hundía en la crisis que hoy sufre.

Algo no conecta del todo entre los afanes del personaje y lo que sería la encomienda pública o, tal vez, sería mejor prospecto para ocupar la jefatura de la policía ministerial o alguna asociación de derechos humanos.

POR cierto, últimamente no se ha conocido mucho de lo que suelen ponderar trabajadores medios de la Comisión de Derechos Humanos, acaso como justificante de la razón por la que ahí se encuentran.

Es decir, hace un buen rato no se cacarea la cantidad de quejas que se interponen ante ese organismo como si en automático fueran delitos consumados, especialmente por elementos de corporaciones policiacas.

Hay dos escenarios probables: uno, en estos tiempos, por ejemplo, sólo se ha conocido de un presunto abuso policiaco que está en análisis, y otro, no son tiempos de protagonismo o juegos políticos.

CAPTA atención en Morelos lo que sucede al ex comisionado Capella en Quintana Roo: tras ser maltratado por la tropa su segundo Pérez Abarca, éste tiene respaldo de su jefe y van contra los amotinados. Zas.

Por E. Zapata / [email protected] / Twitter: @ezapata1


Loading...