Una paciente argentina parece haber eliminado de su cuerpo el virus del VIH (Virus de Inmunodeficiencia Humana) sin medicinas ni tratamiento, en el que sería el segundo caso documentado de este tipo en el mundo.

Los médicos creen que el sistema inmune de la paciente eliminó por sí solo el virus causante del Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA).

Tras el examen de más de mil millones de sus células, no se encontraron restos de la infección, según informa se informa en la revista médica Archives of Internal Medicine.

Los científicos creen que, si logran descubrir cómo se produjo el proceso, podrían encontrar una vía para encontrar una cura definitiva para el VIH.

Eliminar el VIH

El hallazgo supone una prueba más de que algunas personas nacen con una resiliencia natural frente al virus.

Algunos tienen genes que previenen la infección.

Otros, incluida la "paciente esperanza", como se la ha llamado para respetar su deseo de permanecer en el anominato, parecen haber sido capaces de eliminar el virus después de haberlo contraído.

Pero la mayoría de la gente necesita tomar medicamentos antirretrovirales del por vida para mantener a raya el virus.

Si dejan de tomarlos, este puede reactivarse y vovler a causar problemas.

Sin embargo, en los últimos años algunos informes han mostrado la existencia de los llamados "controladores de élite", que pueden suprimir el virus con ayuda, pero sin medicación.

Adam Castillejo, residente en Londres, pudo dejar de tomar a diario sus pastillas después de recibir células madre de un donante para tratarse el cáncer que también sufría.

Sus células infectadas con VIH resultaron eliminadas y reemplazadas durante su tratamiento contra el cáncer.

La persona que donó las células madre resultó ser parte del 1% de la población que nace con genes que previenen que el VIH penetre e infecte las células.

No está claro por cuánto tiempo disfrutará Castillejo de este efecto beneficioso.

La esperanza de "Esperanza"
 

Pero la paciente "Esperanza" no ha mostrado rastros del virus por más de 8 años.

Loreen Willenberg, de San Francisco (Estados Unidos), también parece haberse curado gracias a su propio sistema inmune. Y esto ofrece la esperanza de encontrar una "cura esterilizadora" para otros pacientes.

El invesitgador Xu Yu, del Instituto Ragon del Hospital General de Massachussets, del Instituto de Tecnología de Massachussets y de la Universidad de Harvard, dijo: "Podría haber una ruta viable hacia una cura esterilizadora para las personas que no pueden hacer esto por sí solas".

"Estamos estudiando la posibilidad de usar vacunas para inducir este tipo de inmunidad en pacientes que siguen un tratamiento antirretroviral, con el objetivo de educar a su sistema inmune para que sea capaz de controlar el virus sin antirretrovirales".

 

 


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado