Diario de Morelos
Copa Morelos 2016

Atril: Pueblos de machos

No son misóginos, son sus usos y costumbres. Creado el municipio de Temoac hace 38 años por decreto del gobernador Armando León Bejarano, el método de la elección del primer alcalde de esta localidad del oriente integrada por la cabecera municipal y las ayudantías de Popotlán, Huazulco y Amilcingo fue por demás democrático. Al margen del entonces partido aplanadora, el PRI, cuyo comité directivo estatal encabezaba el años más tarde desaparecido José Castillo Pombo, los principales de los cuatro pueblos realizaron una asamblea popular, propusieron a tres hombres de la cabecera municipal naciente, pasaron uno a uno al templete, votaron levantado la mano, el conductor de la reunión fue separando en bloques de diez a los simpatizantes de tal o cual precandidato y delante de todos surgió el candidato que sumó más votos, Eustorgio Abúndez de León. Uno de los acuerdos de las cuatro comunidades escindidas del municipio de Zacualpan fue que el primer alcalde le correspondería a la cabecera, el segundo a Amilcingo  y así sucesivamente. El separatismo venía de un año atrás, desatado un movimiento que conjuntó a miles de hombres contra la imposición de Mariano Cerezo como el candidato del PRI a la alcaldía, en 1976. Y ganaron. En marzo de 1977 la multitud caminó hasta Cuernavaca, se plantó en la Plaza de Armas, le hicieron manita de puerco a Bejarano y sólo se retiraron hasta que se llevaron un  ejemplar del periódico oficial con el decreto de la erección del municipio número 33. Electo Nabor Barrera Claverías como el segundo alcalde, apenas tres meses después de haber tomado posesión fue asesinado por un matón profesional, el 25 de junio de 1979. El tercero, un vecino de Huazulco llamado Roberto Caporal, estaría a punto de ser ultimado; emboscado junto con su padre Enrique la mañana del 9 de abril de 1986, muerto éste y su hermana Emma por gatilleros de una banda de extorsionadores que lideraban Justiniano Baranda y el poblano Pablo Beltrán Mixi, quienes a fines de los ochenta serían abatidos a balazos por policías judiciales... Así que, dicho en el buen sentido, a quienes conocemos la historia de Temoac y otros pueblos de machos de Morelos no nos extrañó que hayan rechazado la sola posibilidad de ser gobernados por una mujer. Para los de Temoac qué equidad de género ni qué ocho cuartos. Vinieron a Cuernavaca, tomaron la sede del PRD e impusieron por usos y costumbres como su candidato a presidente municipal a un varón de nombre Faustino Pastor Aragón en lugar de Faustino Pastor al que, registrado el 2 de este mes, la dirigencia perredista eliminó para acatar la resolución del Tribunal Electoral Federal respecto a la igualdad del cincuenta por ciento de candidaturas para féminas y varones que si en Temoac simplemente no pudieron, ¿cuáles municipios tomarán el ejemplo de los bravos del oriente?.. LO escribo de la manera como hace meses  me lo platicaron. El maestro de una escuela secundaria reprende al alumno que se pasa las clases enviando mensajes en su teléfono celular. Pero el chamaco “no lo pela” y cuando se digna contestarle le advierte que él es de “la maña”, que lo mejor es que no se meta en sus cosas. Es entonces que el profesor del plantel ubicado en una colonia popular de Cuernavaca acude con su director para informarle sobre el mal comportamiento del escuintle. El director escucha el relato sin interrumpir al narrador, sólo para concluir recomendándole que haga la vista gorda, que efectivamente el jovencito de 14 años parece ser un narcomenudista. Lo ha visto presuntuoso, trae un celular de los caros, calza tenis de marca y carga más dinero que un chico de su edad. Pocas semanas después el muchachito aparece muerto en un terreno baldío de la misma colonia, ejecutado, con huellas de tortura probablemente por parte de un cártel rival… Por eso las denuncias de maestros ante la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Morelos refiriendo amenazas de alumnos que se dicen hijos de padres ligados al crimen organizado o ser ellos mismos integrantes de bandas delincuenciales. Que historias como la aquí reseñada ocurren mayormente en municipios con las características de Huitzilac, Yautepec, Amacuzac, descompuestos como hace años están por la violencia del narcotráfico, el secuestro, la extorsión y los homicidios recurrentes. Lo cual acordaron “solucionar” con un convenio la “ombusdwoman” Lucero Benítez, el IEBEM, el Congreso Estatal y el mando único policial “reestructurando” la mochila transparente. ¿Así de fácil?.. ME LEEN MAÑANA.