Siguenos en
    

¡La suerte del campeón!

La jugada del gol. Enrique Palos se tira ante el remate de ‘palomita’ de Jiménez, luego de un centro de Miguel Layún.
La jugada del gol. Enrique Palos se tira ante el remate de ‘palomita’ de Jiménez, luego de un centro de Miguel Layún.

México.- Pese a que tuvo un hombre más casi todo el segundo tiempo, América sufrió para avanzar a semifinales, gracias a los 2 goles de visitante que consiguió en Monterrey y el empate 1-1 de ayer (3-3 global) con Tigres, en la vuelta de cuartos de final.
América pudo adelantarse apenas al minuto 5 en un balón por izquierda que el argentino Rubens Sambueza, solo, definió de pésima manera para enviar su remate por encima. Sólo dos minutos después, Raúl Jiménez tuvo mano a mano con Enrique Palos, pero estrelló su remate en la humanidad del guardameta.
En polémica jugada pasado el primer cuarto de hora, Lucas Lobos fue tocado dentro del área cuando se disponía a fusilar a Moisés Muñoz, sin que el silbante Marco Rodríguez decretara algo.
América no quería más tensión y en el arranque del complemento terminó con el cero en una acción en la que Miguel Layún centró a primer poste, donde Jiménez se anticipó a la marca para tenderse de “palomita” y cruzar su remate para batir a Enrique Palos, al minuto 50.
Parecía que la noche se le venía a los regios, que además de verse abajo en el marcador se quedaron con un hombre menos, tras la expulsión de Hugo Ayala por doble amarilla, al 55’.
Alan Pulido, sin embargo, se encargó de darle nueva esperanza a su equipo al lograr la igualada, en un veloz contragolpe que él mismo orquestó, se abrió espacio para definir con disparo cruzado y batir a Moisés Muñoz, al minuto 56.
Los nervios se apoderaron del campeón, que con el empate seguían dentro, pero cualquier error los eliminaba, por lo que Miguel Herrera decidió no arriesgar más y reforzar el medio campo con el ingreso de Jesús Molina y la salida de Sambueza.
Layún estuvo cerca de convertirse en el “villano” al perder un balón que le quedó al argentino Emmanuel Villa, quien sacó un disparo raso que reventó la base del poste derecho, al 80’.
América logró enfriar el partido y contener el ímpetu de los visitantes y así salir con su boleto a semifinales, en el que tendrá que mejorar mucho si en verdad quiere repetir en el puesto que ostenta.


COMENTARIOS