Para variar, no se ponen de acuerdo los diputados, su incapacidad para dejar el ego a un lado y pensar en el estado es algo que los diputados no pueden hacer; la mediocridad los ha hecho subirse a su ladrillo, del cual se derrumbarán en breve. Lo único bueno es que siete meses nada más les quedan y nos harán el favor de retirarse.

Por lo pronto, la información nos dice que siguen sin llegar a acuerdos en el Congreso sobre la Mesa Directiva.

La diputada del partido Movimiento Ciudadano en el Congreso del Estado, Maricela Jiménez Armendáriz, exhortó a sus compañeros diputados a establecer mesas de diálogo para designar a la nueva Presidenta de la Mesa Directiva.

En entrevista, la diputada perteneciente al bloque de legisladores que buscan que una mujer sea la nueva titular del Poder Legislativo, reconoció que no hay avances en las negociaciones, por lo que dijo que es urgente que se establezcan mesas de trabajo para llegar a acuerdos que permitan evitar la parálisis legislativa en el Congreso.

“Hasta el momento no hay ningún avance para la designación de la diputada que podría ser la nueva Presidenta del Congreso, pero nosotros seguimos en la misma postura; creo que es urgente que se establezcan mesas de negociaciones para llegar a acuerdos que nos permitan avanzar en el trabajo que estamos haciendo en el Congreso y no generar una nueva parálisis en este último periodo de la 54ª Legislatura”, declaró.

Maricela Jiménez reconoció que ella no busca el cargo que dejó su compañero Alfonso de Jesús Sotelo Martínez, pero dijo que apoyará a la diputada que es impulsada por la mayoría legislativa, sin importar el partido político al que pertenezca.

“En lo personal, no estoy buscando dicho puesto, pero si mis compañeros diputados me proponen y tengo la mayoría de apoyo, con mucho gusto estaré representando; pero si no es así estaremos apoyando a quien la mayoría proponga sin importar el partido político al que pertenezca, el asunto es generar acuerdos en beneficio del trabajo legislativo”, concluyó.

Cabe recordar que los diputados Ariadna Barrera, Alejandra Flores, Javier García, Elsa Delia González, Ana Cristina Guevara, Keila Selene Figueroa, Tania Valentina Rodríguez, Maricela Jiménez Armendáriz, Cristina Xochiquetzal, Blanca Nieves Sánchez Arano y José Casas buscan que sea una mujer quien encabece la Mesa Directiva, lo que ha generado desacuerdos con el bloque de legisladores integrados por Jesús Sotelo Martínez, Andrés Duque Tinoco, Erika García Zaragoza, José Luis Galindo Cortez, Dalila Morales Sandoval, Rosalina Mazari Espín, Rosalinda Rodríguez Tinoco y Naida Díaz Roca.

Por lo que podemos concluir que de acuerdo no se ponen, y que les guste o no quizá lleguen a un acuerdo para los nuevos magistrados; hay un par de actores políticos que están buscando llegar al tribunal, cualquiera de los dos, o poner a sus familiares en base a su rentabilidad electoral, lo que parece increíble, pero hasta ahí llega la negociación política para los próximos cargos de elección popular.

Por ejemplo, el PES está teniendo acuerdos políticos intercambiables por magistraturas del tribunal; y que me perdonen los del partido y los diputados, pero hay que decir que ésa es una forma de corrupción.

Por lo que ya sabemos cómo van a escoger a los nuevos magistrados; por los apellidos usted se dará cuenta de quiénes negociaron con el partido en el poder las magistraturas.

Lo que desde luego es malo para Morelos, ya que no serán seleccionados por su capacidad jurídica, sino por compadrazgo, familiares o socios de quienes tienen algo que aportarles para las próximas elecciones; por ello, los ciudadanos deberemos de darnos cuenta de las cochinadas que hacen algunos para ganar, sin importarles que lleguen a los tribunales abogados mediocres que, desde luego, traerán mediocres resoluciones legales de los asuntos tan importantes que ahí se llevan, lo que es, verdaderamente, una afrenta a los morelenses. Si los partidos en el poder piensan que eso les traerá mas votos o que no íbamos a conocer sus cochinadas, se equivocaron. ¿Cómo es posible que vayan a entregar las plazas de magistrados a cambio de estructura electoral?

Eso es la verdadera corrupción que carcome a la política, siendo ésta una ciencia que debería de servir para hacer el bien a la mayoría. Pero hay quienes la corrompen, negociando en lo obscurito cargos por estructura; eso no debería de existir. Qué pena que, además de ser ignorantes, los diputados sean tan corruptos que aprueben todo lo que les digan, sin darse cuenta de que están siendo utilizados para las campañas políticas de los adversarios de la mayoría.

Qué pena tener una legislatura así. ¿No cree usted?

Por Teodoro Lavín León / lavinleon@gmail.com / Twitter: @teolavin