compartir en:

La Unión de Radio y Televisión Egipcia ha suspendido a ocho presentadoras de televisión por sobrepeso y les ha dado un mes para adelgazar para que puedan aparecer de nuevo en pantalla, con "un aspecto apropiado", dice la BBC de Londres que se informa en el portal Al-Yawm al-Sabi.

La WCGLA (Women's Centre for Guidance and Legal Awareness) ya ha condenado la decisión y sostienen que las medidas violan la Constitución. Este no es el único grupo que se ha levantado en contra del comunicado, sin embargo, la Unión de Radio y Televisión Egipcia, cuya propia directora, Safaa Hegazy, ha sido presentadora de televisión, asegura que no cambiarán de decisión y que las presentadoras continuarán recibiendo su sueldo mientras se encuentren suspendidas.

Una de estas mujeres, Khadija Khattab, ha pedido al público que vean sus emisiones y que determinen por sí mismos si consideran que ella está “gorda” y si por ello no merece seguir trabajando.

El autor y académico Abdul Majid piensa que el canal debe centrarse en la mejora de su contenido en lugar de la aparición de los presentadores. Mientras que el periodista Sayyid Hegazy pregunta, "¿Quién tiene el peso ideal en Egipto?".

A pesar del respaldo de varios grupos de personas, indignados por el caso y la forma de violencia que esto conlleva hacia las mujeres, la opinión del público y la de algunos presentadores se ha visto polarizada, e incluso algunos se preguntan si la decisión está justificada.