compartir en:

El primer ministro de Islandia se convirtió en el primer alto funcionario en anunciar su renuncia tras las filtraciones del despacho Mossack Fonseca sobre paraísos fiscales.

"El primer ministro dijo en una reunión con su grupo parlamentario que va a renunciar", dijo a la televisión Sigurdur Ingi Johannsson, vicepresidente del partido y ministro de Agricultura.

Previo a su renuncia, Sigmundur David Gunnlaugsson pidió al presidente Olafur Ragnar Grimsson autorización para disolver el Parlamento y convocar a elecciones legislativas “si los parlamentarios del Partido de la Independencia consideran que ya no pueden apoyar al gobierno”.

El presidente, quien regresó de forma precipitada de un viaje privado a Estados Unidos, rechazó la solicitud e indicó que previo a disolver el parlamento necesitaba consultar con el Partido de la Independencia (aliado del primer ministro y del Partido del Progreso) para conocer su posición.

Partidos de la oposición exigieron la dimisión de Gunnlaugsson, de 41 años, luego de que las filtraciones conocidas como Panama Papers revelaran la existencia de una empresa creada por su esposa en las Islas Vírgenes Británicas en 2007 para gestionar su fortuna.

Más de 24 mil personas, en un país de 320 mil habitantes, firmaron un petición en línea para pedir su dimisión y miles se manifestaron delante del parlamento con el mismo objetivo. Este martes había prevista otra manifestación.