Cuernavaca, Morelos.- La discapacidad no ha sido impedimento para que desde los siete años, Jorge Alejandro Mendoza se dedique al deporte adaptado. El morelense ha destacado en eventos nacionales y fuera del país, lo que ha provocado una motivación extra dentro de su vida

Lo que inició como un hobbie se convirtió en una pasión para Jorge, quien es lanzador de disco, bala y jabalina. Sin embargo, el propio Jorge comentó que, como en la mayoría de los casos de personas con discapacidad, sus inicios no fueron sencillos, teniendo que pasar por burlas de sus propios compañeros. 

 

 

“En la escuela ya no estás con los papás y a los niños no les enseñan, mis compañeros me veían raro, me decían que no podía hacerlo, pero eso se me quitó cuando empecé a competir”, dijo. 

La convivencia con más jóvenes con discapacidad, durante las competencias, llevaron a Jorge a pensar en hacer un cambio verdadero e impulsar a las personas, tanto en la vida cotidiana como en el deporte, además de que la convivencia entre ellos y los atletas convencionales llegue a ser la misma. 

“Las familias cobijan de más a sus hijos, no los dejan practicar deporte porque se van a caer o lastimar. Será difícil crear esa consciencia que sea digerible; si las personas convencionales se ofenden de cualquier cosa es difícil, por eso queremos que la discapacidad se tome con gracia, vivir con eso y sacar la risa”, dijo Jorge, quien junto con su amiga Paulina buscan hacer el cambio con un proyecto. 

Ambos, estudiantes de la facultad de ciencias aplicadas al deporte en la Universidad Autónoma del Estado de Morelos, agregaron que “nuestra misión no es engañar a la gente, es de que si hay unas escaleras es enseñar que hay mil formas de hacerlo, y educar a las personas para ayudar. Algunos se sienten o consideran inútiles, pero por eso es hacer que la discapacidad sea más digerible, más normal y no verlos y pensar solo en su discapacidad". 

En plática con el multimedallista nacional, en la sección Más Allá del Deporte, compartió que su meta son unos Juegos Paralímpicos, por lo que el Gran Prix de Arizona 2018 le dejó una enorme enseñanza, al competir con deportistas ya consolidados de diferentes países. 

Jorge, quien nació con una enfermedad congénita que impidió el desarrollo del peroné, que provocó la amputación de su pierna a los 10 años de edad, espera iniciar recibiendo apoyo de sus amistades más cercanas y de su facultad, pues está convencido que el deporte ayuda en el autoestima de las personas con alguna discapacidad. 

“No queremos lucrar con esto, queremos crear confianza y primero es en la autoestima, que sea un trato igual a todos para eliminar esa discriminación 

“En la universidad tienen ahorita todas las herramientas, y buscaremos crear un lenguaje que queremos que se extienda y principalmente en Morelos”, concluyó. 

 

FRASE 

“La discapacidad no está en la mente, uno se pone sus límites; que las personas convencionales no se burlen pues nunca sabemos cuándo seremos un discapacitado.” 

Jorge Mendoza, atleta morelense.

 

Diego García Cruz diego.garcia@diariodemorelos.com