DICEN, LOS que dicen que saben, que ya es tiempo para que quienes desempeñan cargos públicos y aspiran a jugar en el próximo proceso electoral renuncien a lo primero… o a lo segundo. 

En esa dinámica, a nivel estatal hasta entrada la tarde de ayer no se sabía de movimiento alguno, sin embargo en el plano federal destacó la voz de Alfonso Durazo, secretario de Seguridad y Protección Ciudadana. 

Legítima la acción y no menos la intención del sonorense que busca la gubernatura norteña, queda sin embargo en veremos la versión de que cumplió bien el encargote que le confirió el presidente López Obrador. 

TAL VEZ a nivel marco o nacional y en rubros específicos en materia de seguridad, la gestión de Durazo Montaño en el combate al crimen arrojó resultados positivos, pero en cuanto a Morelos hay bemoles. 

De cierto el Estado de Morelos se ha guiado en los últimos dos años por la línea federal en estrategias y acciones contra los delincuentes, y en los delitos más sensibles para la sociedad no hay un buen recuento. 

Las estadísticas en cuanto a homicidio doloso, feminicidio, secuestro, extorsión y robo en general, indican que Morelos no ha avanzado de manera clara, toda vez que los logros han sido momentáneos y marginales. 

CON EL ascenso de la Guardia Nacional como puntal de la estrategia para combatir el delito, el modelo de mando coordinado estatal tuvo un papel secundario, sobre todo por la composición del primer cuerpo. 

Veamos: en la parte medular, la Guardia Nacional se integró con elementos de la Sedena y se agregó una porción menor de policías federales que no rechazaron, como muchos, el cambio de condiciones. 

Es sabido que por formación un militar no suele recibir y cumplir más órdenes que su mando militar y, en excepción, del jefe supremo de las fuerzas armadas que es el presidente. Durazo no tenía esas condiciones. 

TAL VEZ, sólo tal vez, sea menester que el sustituto de Durazo sea un militar de carrera, para pensar en una coordinación y cabal cumplimiento de órdenes en seguridad. Lo de tal vez, por aquello de la militarización. 

Por E. Zapata / opinion@diariodemorelos.com / Twitter: @ezapata1


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado