"Tráeme mi ropa" decía la síndica sin percatarse de que su micrófono se encontraba encendido a media sesión de zoom. 

Muchas son las personas que han tenido descuidos en las sesiones de zoom, tras que estas se convirtieran en las modalidades más comunes para seguir con clases y trabajando. 

En Naucalpan, pasó por un vergonzoso momento la Sandra León Hernández, sindica del municipio del Estado de México, que se encontraba en plena sesión de zoom cuando comenzó a darle instrucciones a un familiar para que le diera ropa.  

Durante la sesión en donde los síndicos se disponían a votar, Max Alexander inició su opinión cuando fue interrumpido, por Sandra quien tenía su cámara apagada.  

Y es que la síndica comenzó a hablar justo cuando todos ponían más atención,  "Tráeme mi ropa, mi calzón y todo para vestirme y ciérrame la puerta porque tengo frío", dijo a su familiar,  lo que no se esperaba es que su micrófono se encontrara prendido en medio de la votación. 

Ante esto la secretaria del ayuntamiento, Claudia Oyoque, rápidamente tomó acción y paro la votación para indicarle a la síndica que su micrófono se encontraba encendido y se podía escuchar todo lo que decía.  

Tras momento incomodo y vergonzoso la síndica pidió disculpas y apagó su micrófono. 


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado