Cuernavaca.- Mujeres representantes de organizaciones feministas y no gubernamentales se manifestaron en las afueras del Ayuntamiento de Cuernavaca para exigir el cese de la secretaria de Seguridad Pública, Alicia Vázquez Luna y una disculpa pública del alcalde, José Luis Urióstegui Salgado.

Tras los días santos y ante  los hechos ocurridos el pasado jueves, cuando de manera arbitraria elementos de la Policía Municipal detuvieron a varias manifestantes, pidieron a las autoridades ser objetivos con los hechos.

Luego de que el alcalde, José Luis Urióstegui Salgado declaró a medios de comunicación que no hubo represión en contra de las mujeres manifestantes.

Las activistas señalaron que existen los videos que muestran cómo la policía de Cuernavaca sometió con violencia, jaloneos y empujones a varias compañeras para detenerlas de manera arbitraria, provocándole rasguños y raspones.

Les quitaron teléfonos, videos, incomunicándolas, sin decirles a dónde las llevaban, omitiendo información de donde se encontraban, en un lapso de al menos una hora y media.

Recordaron que el movimiento del pasado jueves 14 de abril en la Paloma de la Paz, se llevó a cabo para exigir la búsqueda de una menor que fue secuestrada por su padre.

La represión y las declaraciones del Presidente Municipal es un síntoma más de un Estado feminicida, afirmaron. “Una de las detenidas, es víctima indirecta de violencia feminicida y la justicia oculta la verdad agrediendo feministas”.

Por lo anterior, exigen: una disculpa pública del presidente municipal de Cuernavaca, José Luis Urióstegui Salgado; la renuncia de Alicia Vázquez Luna, secretaria de Seguridad Pública del Municipio; porque las mujeres de Cuernavaca no están seguras con una persona que revictimiza y que tiene como prioridad la imagen pública y no la vida de mujeres, manifestaron.

Entre sus demandas destaca una investigación exhaustiva para determinar si existe o no un conflicto de interés alguno por parte de esta funcionaria en el caso de desaparición de Nikté Dorantes Granados.

Además, exigieron una investigación y separación del cargo de todos los policías involucrados, quienes actuaron de manera arbitraria y violenta en la detención, y llevar a cabo un plan para formar en derechos humanos y perspectiva de género a todas autoridades del Ayuntamiento de Cuernavaca.

Por: CARLOS SOBERANES

carlos.soberanes@diariodemorelos.com


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado