En redes sociales ha comenzado a circular un caso de un negocio de pollos rostizados donde un extorsionador llega a cobrar piso, sin embargo no espero que un empleado cansado de este tipo de cosas le quItaría la vida.

El negocio se encuentra ubicado en Apodaca, una ciudad de Nuevo León, donde como en todo el país maleantes se dedican a extorsionar y cobrar piso a los negocios.

Sin embargo, estos empleados estaban preparados para dar pelea y no estaban dispuestos a permitir que les arrebataran el dinero que ganan con tanto esfuerzo.

Duarnte el video se puede ver a un sujeto de camisa blanca camniar por el negocio, mientras habla por teléfono en altavoz presuntamente con su socio, a quien le dice que los trabajadores no tenían el dinero.

Mientras el maleante continúa distraído hablando, tres empleados en el fondo del local comienzan con su plan para detener al delincuente.

Uno de los empleados avanza unos metros y se levanta un poco la playera de la parte de atrás, mientras otro se pone detrás de él y toma el arma que este guardaba en el pantalón, tranquilamente se acerca por la espalda al extorsionador y detona el arma a escasos centimetros del malhechor.

Este cae al suelo y parece suplicar al empleado se detenga, el empleado no lo hace y acaba con la vida del delincuente.

Posteriormente el empleado se entregó a las autoridades, quienes ahora resolverán su situación legal, en el lugar de los hechos también fue asegurado un vehículo color blanco, que al parecer el ahora occiso utilizaba para ir de negocio en negocio cobrando piso.