Cada día más personas se animan a probar diferentes tipos de masajes, saliendo del masaje convencional, donde no solo es importante la salud del cuerpo si no también la salud emocional o de la mente, un claro ejemplo de ello son los masajes orientales donde a través de la presión en diferentes puntos del cuerpo se consigue una mejora del restablecimiento del equilibrio físico y mental, por ello son perfectos para aliviar la tensión mejorar la flexibilidad y sentir un alivio general del cuerpo.

El masaje oriental tiene un contenido más filosófico, se considera al cuerpo como un canal por el que no debe existir un obstáculo que frene la libre circulación de energías de esta manera se consigue un mayor bienestar a nivel mental y físico, si quieres conocer más sobre este tema Euroinnova Business School ofrece gran cantidad de cursos sobre masajes orientales en los que podrás formarte y conocer tanto teoría como practica sobre este tema.

El masaje oriental trata de reestablecer la energía corporal, tratando de calmar las tensiones emocionales y nerviosas, el masaje oriental es utilizado como terapia para tratar síntomas dolorosos del cuerpo, como por ejemplo resfriados, estreñimiento, dolores de cabeza, irregularidades menstruales o desequilibrios de la presión sanguínea. Los masajes orientales también son utilizados para trastornos provocados por una lesión deportiva, además también tienen una finalidad estética ya que pueden tonificar y rejuvenecer la piel.

Los beneficios del masaje oriental que siente el paciente tras una sesión son la reducción de la tensión muscular y un alto grado de bienestar que habrá sido provocado por la reactivación de la circulación sanguínea en el cuerpo. Además también favorecen a la eliminación de toxinas del cuerpo, la decontracción y favorece la flexibilidad de los músculos del cuerpo, siempre con la intención de mejorar el bienestar general.

Además los masajes orientales pueden ser usados de forma preventiva, los masajes orientales sirven para mantener el cuerpo sano y fuerte, dando una sensación de bienestar y dando vigor a los diferentes órganos internos.

Es importante que no se realice el masaje oriental si el paciente tiene fiebre o una enfermedad contagiosa, tampoco si ha sido sometido a una operación quirúrgica recientemente, tampoco debe ser aplicado el masaje oriental a personas que tengan cáncer ya que este tipo de masaje puede extender las células cancerosas a otras partes del organismo.