México.- Tiene hocico, ojos y orejas, como todos los perros, pero cuando uno se enfrenta por primera vez a esta imagen, parece de todo menos un perro. De entrada, lo que uno ve es una especie de batiburrillo de atributos caninos, como si el animal fotografiado hubiera sufrido un accidente. 

La foto original, sin embargo, no venía de Twitter, sino de una persona que simplemente posteaba la escena sin más explicación con el título Ilusión óptica canina. Entre las lamentaciones por el "pobre perrito", las exclamaciones de sorpresa al comprender qué pasaba y las bromas del estilo.

La ilusión óptica consistía, sencillamente, en el encuadre de la fotografía. Sólo con girarla, la cara del can aparece nítida y sin deformidades. Los amantes de los animales pueden respirar tranquilos.