Cuernavaca  pierde cientos de árboles cada año, una buena parte son secados a propósito para luego tener pretexto y derribarlos.

Plantar árboles es una manera fácil de mejorar la salud física y mental de las personas que además de ornamentar la ciudad, proporcionan aire fresco y limpio provocando microclimas más propicios para los habitantes. 

La falta o presencia de árboles muchas veces está ligada al nivel de ingresos de un barrio. La diferencia de expectativas de vida entre barrios cercanos, uno con, y otros sin árboles, puede ser hasta de una década. La diferencia en la salud no tiene que ver solo con los árboles, pero los investigadores aseguran que los barrios con menos árboles tienen peores resultados en la salud de sus residentes. Su sombra protege de la radiación solar evitando el cáncer de piel que puede propagarse a otras partes del cuerpo.

Por eso debería pensarse en ellos como una infraestructura de salud pública. 

Del calentamiento global ya se encargan las grandes organizaciones como la ONU, la mayoría de los países se adhieren a estas políticas de energías limpias como solares o eólicas. Otros gobiernos las ignoran y apuestan por las energías sucias y contaminantes con combustibles fósiles. Pero eso es tema macro de los gobiernos del mundo.

En cuanto a lo local y referente a nuestras calles, barrios y ciudad, somos los mismos habitantes quienes podemos hacer algo por nuestro propio entorno, empezando por nuestra casa y su frente.

-Ya ha habido eco en el tema que hemos propuesto sobre las azoteas convertidas en terrazas al aire libre. En el centro de Cuernavaca, alrededores y pueblos aledaños como Tepoztlán, ya se ven azoteas convertidas espacios enjardinados, pérgolas, terrazas en casas particulares, en restaurantes, bares, cafeterías. También se han  convertido en lugares para hacer ejercicio, tomar el Sol y practicar el hobby favorito, entre follajes, flores, legumbres, hortalizas que además sirven para paliar la tala continua e impune en calles y terrenos de la zona urbana-. 

Esta otra propuesta consiste en sombrear tu calle para darle frescura, mejorando el clima del entorno. “Sombrea tu calle” porque estamos a tiempo antes de que el calentamiento global empeore aún más como sucede año con año, en Cuernavaca hay días en que estamos llegando a 40 grados. Así que a plantar árboles en conjunto con los vecinos y familia, nuestros descendientes lo agradecerán. 

Hay que plantar el árbol adecuado, en el lugar adecuado, en la forma adecuada, especialistas en Arboricultura Urbana como Roselen Gómez aconsejan árboles nativos como primavera, anacahuita, guayacán, pingüicas. Las Jacarandas y tabachines necesitan mucho espacio. Al transitar por una calle sombreada sea en auto o caminando se percibe de inmediato un agradable cambio de temperatura, lo mismo en las casas aledañas.

Con esto también podemos disminuir la contaminación ambiental y también la visual. Eliminar el calor infernal que despiden las carpetas de asfalto y el concreto de las calles y azoteas, y hermosearlas formando verdaderos túneles verdes aprovechando también los árboles que ya están plantados en las banquetas -que son podados de manera restringida sin aprovechar su follaje- mejorando con ello el ambiente de 5 hasta 20 grados. Esto también evitaría en buena parte la contaminación producida por vehículos automotores sobre todo autobuses al retener esos follajes los desechos sólidos de los automotores, posteriormente las hojas se mudan o son lavadas por la lluvia. Se evitaría también la contaminación visual ocultando los cableados, postes y transformadores que deslucen el paisaje urbano. Es común que estos túneles verdes o ecológicos se formen con el paso de los vehículos. Hay que plantar árboles de manera que no causen daño al asfalto, incluso frutales como cítricos en cuadras completas.   

Existen técnicas y formas para plantar árboles en las banquetas dejando que entrelacen su ramaje al centro de la calle, evitando que las dañen, las luminarias se pueden dejar descubiertas de follaje para propagar su luz.

Los ayuntamientos ya no deben más otorgar licencias de construcción que invadan aéreas verdes y el entorno de ríos y barrancas porque afectan el clima de la ciudad, o permitir que particulares maten arboles a su antojo para después tener pretexto de derribarlos como sucede impunemente.

Hacemos un urgente llamado a participar con la siembra de arboledas en sus calles, es tiempo, antes de que el calentamiento empeore.

Especialistas en Arboricultura Urbana y Paisaje Urbano nos apoyaran con pláticas para decidir que árboles plantar y la forma de hacerlo. Interesados mandar correo o mensaje.

No olvidemos apagar el foco que no se ocupa, separar basura orgánica de la reciclable para venderla o regalarla, e instalar un calentador solar que ahorra el 90 por ciento de gas en el hogar y evita contaminación ambiental. 

A plantar árboles y… ¡Hasta la próxima! 

 


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado