compartir en:

Tepoztlán, Morelos.- Desde hace aproximadamente un siglo existe un intercambio cultural y de amistad entre dos pueblos hermanos: los barrios de la Santa Cruz, en Tepoztlán, y el de San Miguel Almaya, de Edomex. Ayer los de Tepoztlán recibieron en su Iglesia de ‘La Santísima Cruz’ a más de doscientos cincuenta personas, provenientes del estado de México, quienes vinieron a venerar a ´La Santa Cruz’; trajeron arreglos florales y la puesta en escena de la tradicional Danza de los ‘Arrieros Galleteros’, donde participan todos, niños y adultos bailan en la colorida danza.
La amistad entre estas dos comunidades surgió hace casi  cien años, nació porque los de Tepoztlán fueron a contratar a una banda de viento al vecino estado, al barrio de San Miguel Almaya, la orquesta es ‘La Banda Morelos’, lo que dio lugar a la fraternida. La explicación la da Salvador García Molina, danzante de ‘Los Arrieros’; también dijo que estos barrios tenían danzantes tradicionales propios; los de Edomex a ‘Los Arrieros Galleteros’, y los de Tepoztlan a los ‘Chinelos’.
Con el tiempo ambos barrios decidieron que en sus fiestas patronales llevarían e visita a sus danzantes; ‘Los Arrieros’ llegarían a la fiesta patronal del ‘Señor de la Cruz’, cada tres de mayo y ‘Los Chínelos’ de Tepoztlán, acudirían a la fiesta de ‘San Miguel Arcángel’, celebrado el 29 de septiembre.
La amistad a perdurado por muchos años y el pasado día de ‘La Santa Cruz’ ‘Los Arrieros Galleteros’, ataviados de pantalones y camisas de manta, con sus chicotes en mano y paliacates atados al cuello, además de sombreros de paja, bailaron en tres tiempos durante todo el día, frente a la iglesia de ‘La Santa Cruz’; al final obsequiaron pequeños detalles a los presentes. 
Durante la festividad se celebró una misa oficiada por el párroco, en honor al ‘Señor de la Santa Cruz’, en la pequeña iglesia del lugar; hasta el sitio llegaron cientos de personas llevando consigo cruces de madera; uno de ellos fue el joven Alejandro Noriega Vilchis, quien llevaba las cruces a bendecir; comento el muchacho que ya bendecidas, las va a colocar en su contrución, para que nada malo pase en ella. 

 

Por: Luis Flores / [email protected]