Para seguir fortaleciendo la calificación crediticia de México hacia adelante, es clave mantener una política monetaria y finanzas públicas prudentes, subrayó el gobernador del Banco de México (Banxico), Alejandro Díaz de León.

Ante la posibilidad de que las agencias internacionales cambien la perspectiva de la calificación soberana de México, tras la rebaja que hizo Fitch a la nota de Petróleos Mexicanos (Pemex), señaló que el país no ha estado ajeno a episodios en los cuales se le cambia la perspectiva.

Lo que le ha funcionado a México para enfrentar choques de diversa índole, destacó, es contar con una estrategia macroeconómica sólida y robusta, lo que le ha permitido a la economía poder sobrellevarlos sin deterioro tanto en las calificaciones crediticias como en la actividad económica.

Por ello, dijo, siempre es deseable una postura monetaria y de finanzas públicas prudentes, en un entorno en el cual se están enfrentando choques e incertidumbre. "Esos elementos son y seguirán siendo clave para seguir fortaleciendo la calificación crediticia hacia adelante", sostuvo.

Díaz de León resaltó que es muy importante tratar de cuidar las calificaciones y los grados de calificación que se tienen, tanto a nivel soberano como en las diferentes empresas, pues cualquier empresa tiene entre sus objetivos tratar de financiar proyectos al menor costo posible.

Durante la presentación del Informe trimestral octubre-diciembre 2018, el banquero central advirtió que la rebaja que hizo Fitch a la nota de Pemex el 29 de enero pasado, puede tener como una consecuencia directa un encarecimiento en el costo del financiamiento.

Esto hace patente el reto y la importancia que tiene Pemex para la economía nacional y para las finanzas públicas, por lo cual confió en que será exitoso el proceso que ha emprendido la actual administración para atender de la mejor manera posible la compleja situación de la petrolera, pues es muy importante que "le vaya bien".

La rebaja en la calificación de Pemex refleja los rezagos que tiene la empresa petrolera en materia de inversión y en volúmenes de producción; "es muy importante que esto pueda encauzarse de la mejor manera posible y de esta manera tendrá un menor efecto sobre el financiamiento de otros agentes en la economía", añadió.