En un estacionamiento de conocida plaza comercial de Cuernavaca, hombres y mujeres que dicen para trabajar para la conocida marca de bebidas Red Bull, estafan a la gente con supuestos premios que dicen van a ganar, cuando no es más que un juego para sacarles dinero mediante engaños.

Anoche, en una plaza de la colonia Del Lago, decenas de personas fueron invitados a jugar para "ganarse" premios que van desde Iphones, tenis y hasta dinero en efectivo:

Así es el engaño:

Te interceptan a la salida de la plaza, por lo general jóvenes mujeres, quienes te invitan a jugar con carritos y llevarte premios. Cuando llegas al lugar, hay una pista con vehículos en miniatura y al hacer un intento de tiro, pasas a la segunda etapa. Te llevan por unas carpas instaladas en el estacionamiento, donde hay varios jóvenes (hombres y mujeres), con las camisas de Red Bull, cerca de tableros con canicas y regalos superpuestos en forma de pirámide. Pantallas, electrodomésticos, celulares, etc..

Cuando te acercas a la cabina donde se realiza el juego, ves a unas personas que están a punto de llevarse un producto de excelente calidad y que supuestamente es un premio. Es decir, es tu día de suerte y estás a minutos de llevarte alguno de estos artículos a tu casa, casi gratis.

Te acercas para preguntar de qué se trata y rápidamente, sin darte tiempo a reaccionar, una joven te explica que es un juego en el cual puedes llevarte en cuestión de minutos algunos de los premios que puedes ver en la parte de atrás del local. Para esto te ofrece las primeras dos tiradas gratis y la tercera, primera que pagarás, tiene un costo de $20.

Te dan un vaso de plástico con ocho canicas que vas a tirar sobre un tablero con números que van del uno al seis. Y en cada tirada la suma indica un número que te suma o te quita puntos que en este caso denominan goles.

Sorpresivamente en las dos primeras tiradas sumas casi 50 puntos, pues el crupier hace mal esas sumas, pues con los puntos del tablero y el número de canicas es imposible alcanzar esa cantidad. Es decir con solo dos tiradas estas a la mitad del camino y en unos minutos podrás sumar los 100 puntos requeridos para ganar un muy buen premio.

El crupier te invita a que le entregues tus primeros 25 pesos pues con tanta suerte sería imposible llevarte algún buen premio. Es decir, con dos tiradas ya no aspiras a una cafetera o una licuadora corriente sino a alguno de los premios más grandes, como una pantalla de mínimo 50 pulgadas o una consola para videojuegos.

Pagas los 23 pesos y sorpresivamente llegas a 60 puntos; van otros 25 pesos y entonces llegas a 70 puntos…no está nada mal para los primeros 50 pesos que “inviertes” en el juego. En ese momento la tirada ya no es de 25, sino de 50.
Pagas 50 pesos y en ese momento la suerte no te favorece, pues la jugada significa que te reducen 10 goles. Pero si pagas 50 pesos te regalan otra tirada: lo ves, es muy sencillo, te dice tu anfitrión: Va¡¡

Pagas otros 50 pesos y te sale el número 28 y entonces estás protegido, pues ya no pueden descontarte más goles, pero aun así aunque no te descuenten tampoco sumarás… para ese momento deberías darte cuenta de que ya estás en problemas pues has gastado quizás más de lo que hubieras gastado en un producto tan sencillo como el que te ofrecen como premio.

Sin embargo, la rapidez del anfitrión te desconcierta… pues te ofrece que si sigues “jugando” podrías llevarte el electrodoméstico o quizá podrías intercambiarlo por dinero en efectivo. Es decir por una mínima inversión podrías obtener de 5 mil o 10 mil pesos, nada mal.

El timador continúa exhortándote a que no pierdas lo que has ganado pues estás ya muy cerca de llegar a los 100 puntos. En este momento es importante detenerse. Entonces le dices a tu timador que te has quedado sin dinero, que te da mucha pena perder lo invertido pero no puedes seguir jugando por falta de liquidez.

No hay problema, puedes ir al centro comercial y sacar de tu tarjeta, esta persona de una manera amable y comprensiva guardará tus avances. ¡No tienes tarjeta bancaria? Tampoco hay problema ve a tu casa y regresa con más dinero para seguir tirándolo a la basura y sentirte avergonzado y arrepentido de haber salido de tu casa ese día.

Para algunos, la suerte los favoreció y el juego acabó con una inversión de 300 a 1000 pesos, y fue abandonado por falta de efectivo. Sin embargo, historias en internet hablan de “inversiones” o timos que superan los 80 mil pesos.

El caso de Alicia y Javier que circuló hace tiempo en redes sociales es similar. Ellos perdieron 8 mil pesos en 30 minutos, nada más y nada menos, que en una plaza de la Ciudad de México. Por fortuna lograron recuperarlo luego de grabar la estafa a otras personas y amenazar con difundirlo. Sin duda es una mafia bien orquestada, así que ¡cuidado!

EJEMPLO DE FRAUDE:

 

 

¿Qué es lo que dice Redb Bull?

La Marca Red Bull ha sido usada ilegalmente por terceros para cometer actividades fraudulentas, especialmente en internet o en estacionamientos de tiendas de autoservicio. El principal objetivo de estos esquemas de fraude es que las personas paguen dinero u obtener su información personal y financiera (conocido como “phising”) para posteriores acciones ilegales.

Por favor, tenga en cuenta que Red Bull no:

• Envía e-mails desde cuentas de correo públicas, p.ej. GMX, Hotmail, Gmail, etc.;

• Requiere pagos por gastos de administración, p.ej. campañas de publicidad, ofertas de trabajo, etc.;

• Solicita dinero en efectivo para la participación en concursos, actividades deportivas, promociones o juegos de azar

• Entrega productos al cliente directamente después que el cliente haya hecho un pre-pago a un “distribuidor intermedio / intermediario” o a una “cuenta de depósito / garantía”.

No sea víctima de una estafa. Si la oferta parece demasiado buena para ser verdad, probablemente lo sea.

Ejemplos comunes de fraude:

1. Estafa de la promoción estacionamientos públicos o de tiendas de autorservicio. Los estafadores instalan materiales con el logo o marca de Red Bull en estacionamientos públicos o estacionamientos de tiendas de autoservicio y organizan concursos de azar o de habilidades a cambio de dinero en efectivo y ofrecen premios como electrodomésticos, dinero en efectivo, ropa o accesorios de la marca de Red Bull o alguna otra.

2. Estafa de la promoción. Los estafadores envían e-mails en que se informa a los receptores sobre una supuesta campaña de Red Bull en promoción. Para tener la oportunidad de ganar dinero con esta supuesta campaña promocional, se pide a los receptores enviar datos personales a través de un formulario. Red Bull no lleva a cabo ninguno de estos programas promocionales, concurso o parecido, y tampoco realiza estas actividades con terceros.

3. Estafa de la lotería. Otra estafa usando la marca Red Bull consiste en contactar a personas mediante un mensaje electrónico (SMS, e-mail, etc.) informándoles que han ganado dinero en un concurso organizado por Red Bull. Red Bull no organiza ningún tipo de sorteos, ni participa en sorteos organizados por terceros.

4. Estafa del empleo. En esta estafa, los estafadores crean falsas páginas web y/o envían falsos formularios de empleo no solicitados ofreciendo trabajos ficticios usando el nombre y la marca Red Bull para obtener datos personales. Red Bull no envía ningún formulario de empleo no solicitado ni pide a los candidatosno pide el pago de ningún coste por sus aplicaciones, como gastos de correos, administrativos, etc.

5. Estafa del anuncio en el coche. Los estafadores engañan a la víctima haciéndole creer que van a recibir una compensación económica por lucir publicidad de Red Bull en sus vehículos privados, pero las víctimas deben enviar datos personales en primer lugar. Esto es parte de un robo de identidad y un “phising” a gran escala. Red Bull no realiza este tipo de publicidad en ningún caso nunca ofrece a terceros incluir publicidad en sus coches privados.

6. Estafa de la exportación / Estafa del producto inexistente. Los estafadores ofrecen productos de Red Bull por debajo del precio de mercado y habitualmente presentándose a sí mismos como distribuidores oficiales de Red Bull. Ofrecen productos de Red Bull a un precio muy favorable, sin embargo, requieren a las víctimas un pago anticipado antes de recibir los productos (pago por adelantado de una factura pro-forma, prueba de autenticidad del producto, documentos de envío, etc.). Los estafadores pueden también facilitar a los clientes falsos certificados de Red Bull para demostrar que son supuestamente un distribuidor oficial de Red Bull. Sin embargo, tras el pago por adelantado, el falso distribuidor desaparece y no cumple con su obligación de entregar los supuestos productos.

En caso de duda, por favor re-envíenos los documentos en un mensaje a brandprotection@redbull.com.


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado