compartir en:

Presunto pervertido pintarrajea traseros de ellas y ellos.
A ese que pinta traseros
y lo hace muy divertido,
por sus rayas y letreros…
Resulta ser pervertido.
Corolario: ¡Pero no tanto, pues quienes los ven o leen se carcajean..!

 Por PABLO RUBÉN VILLALOBOS