CUERNAVACA,  MORELOS.- La falta de conectividad a internet y telefonía llevó a un grupo de estudiantes y una docente a regresar a su salón de clases durante esta pandemia por COVID-19, aseguraron que tomarán todas las medidas necesarias para evitar contagios.  

En el municipio de Puente de Ixtla hay una comunidad llamada El Zapote, donde habitan cerca de  150 personas, en la zona no existen las condiciones para que niñez y juventud pueda tomar clases virtuales.  

Por ello, en la telesecundaria de ese lugar determinaron asistir al plantel educativo bajo un acuerdo entre padres y madres de familia con la docente frente a grupo.  

A este nivel educativo solo asisten ocho alumnos y una vez por semana se presentarán en la escuela, como medida preventiva solo podrán estar dos estudiantes y la docente, por lo tanto, se organizaron y  establecieron horarios.  

El presiente municipal de Puente de Ixtla, Mario Ocampo Ocampo, detalló que tienen conocimiento de la actividad que comenzaron en la telesecundaria como alternativa para seguir estudiando, debido a que, en lo que va de la pandemia por COVID-19 los alumnos perdieron clases.  

“Se pusieron de acuerdo para estar una vez por semana en el salón con la maestra, serán citados por horarios y con esto les dejarán guías, trabajos y los orientarán para que continúen con  su educación, porque realmente no hay otra manera para de poder llegar hasta allá, el acuerdo se dio con los padres de familia y la maestra” comentó el alcalde.  

Este es el primer caso en Morelos en donde tras ocho meses de haber dejado las aulas, alumnos y maestra están de regreso, orillados por la falta de oportunidades para acceder a una computadora, teléfono celular y conexión a internet. 

Las clases. Son pocos los alunnos que toman clases y se cuidan las medidas de sana distancia.

Por: José Azcárate / jose.azcarate@diariodemorelos.com