La fábula

Dos gallos reñían a diario por el dominio del gallinero. Un día, uno de los gallos venció al otro y lo obligó a esconderse dentro de un matorral.

No contento con haber desterrado a su rival, el gallo vencedor se subió a lo alto del gallinero extendiendo sus alas, mientras cantaba con todas sus fuerzas para contarle al mundo su victoria. Un águila que volaba cerca escuchó al jactancioso gallo y se abalanzó sobre él, atrapándolo con sus garras.

El gallo derrotado vio todo desde el matorral, regresó al gallinero y se quedó con todas las gallinas.

 

¿Cuál es la moraleja de la historia?