Aunque los resultados de la investigación siguen sin revelarse se cree que estos podrían abrir camino para conocer la mineralogía lunar.

Zhang Kejian, director de la Administración Espacial de China, aseguró que se planea una primera misión en satélite en 2025 y realizar la construcción en el polo sur de una estación científica.

Según los datos  de Planetary Society, durante una exploración realizada el 3 enero en el cráter Vin Kármán, a la par con el rover Yutu 2, y con la finalidad de encontrar las diferentes substancias químicas no observadas desde la Tierra.

178.9 metros se recorrieron a partir de la estación de aterrizaje en el Chang’e 4, considerado un récord luego del Yutu, con 114 metros. Martin Weiser, implicado en la misión,  prevé que la exploración sea publicada el próximo mes, además de asegurar la estabilidad del rover en el espacio lunar.

Se ha anticipado que existe la posibilidad de alargar la estancia del rover Yutu 2, pues ha presentado, luego de sus tres meses de utilidad,  signos positivos ante el clima extremo.