Cuernavaca, MORELOS.- La Unión de Gasolineros del Estado de Morelos (UGEM) informó que hasta el mediodía de ayer, al menos 60 estaciones de servicio cerraron por desabasto y los negocios que aún operaban con las reservas de sus depósitos enfrentaban riegos de vandalismo e inseguridad por el descontento social que provocó el aumento de la gasolina a partir del 1 de enero de 2017.
El dirigente local, César López Ulloa, denunció que la escasez en el estado se debe al bloqueo que transportistas mantenían en las instalaciones de Pemex, aquí en Cuernavaca, pero también a que la misma paraestatal dejó de suministrar el energético a las gasolineras desde el  jueves como parte de su propia estrategia, señaló.
A la suspensión de la distribución se sumó la compra de pánico que los ciudadanos hicieron durante los dos últimos días de 2016, antes de la entrada en vigor de las nuevas tarifas para las gasolinas Magna y Premium, y el Diésel.
Precisó que en Morelos hay 150 estaciones de servicio, de las cuales, ayer por la mañana unas 60 (40 por ciento), o más, ya habían agotado la reserva con la que mantuvieron la venta desde el jueves.
López Ulloa anticipó que el número de gasolineras sin combustible aumentaría.
Confirmó que algunos establecimientos intentaron limitar la venta de energético, como lo informó la Profeco por quejas de ciudadanos, pero aclaró que la intención fue evitar el desabasto, en tanto Pemex restablecía el suministro.
El representante de la UGEM hizo énfasis en que además de la escasez de gasolina que los concesionarios empezaron a registrar desde el lunes anterior, también enfrentan riesgo de vandalismo y saqueo de parte de grupos de ciudadanos, inconformes con el alza de precios, que hicieron esa convocatoria de forma generalizada en diferentes del estado.
Dijo que durante el mismo lunes se registraron varios ataques a gasolineras que, hasta ayer, no habían recibido el respaldo de los cuerpos policiacos, para garantizar la integridad de los trabajadores, así como los inmuebles.

A pie. Ante los bloqueos registrados en el Paseo Cuauhnáhuac, muchos usuarios de rutas tuvieron que recorrer caminando las calles, pues no pudieron llegar a su destino.

Protesta. La gasolinera ubicada en el circuito Adolfo López Mateos también cerró, luego de que manifestantes la tomaran pacíficamente y se agotara el combustible.

 

Por: ANTONIETA SÁNCHEZ / [email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...