El gobierno de China lanzó de forma oficial el proyecto Tianhe ('Río en el cielo', en chino) cuyo objetivo es lograr dispersar el vapor de agua a través de un corredor aéreo desde el húmedo oeste del país hasta el árido norte, informó este martes el periódico People's Daily.

Decenas de científicos integran los equipos para encontrar una manera de crear un nuevo tipo de tecnología de intervención manual para llevar a cabo la regulación general y la utilización de los recursos hídricos del aire y superficiales en diferentes regiones del país.

Toda esta intervención estará basada sobre el análisis científico de la distribución y los patrones de movimiento del agua en la atmósfera.

El científico Wang Guangqian y su equipo descubrieron que existen canales de vapor de agua que se originan en el océano Índico Occidental, la meseta de Yunnan-Guizhou y Asia Central. Además, se prevé que el agua en forma de vapor del área de Sanjiangyuan, en la meseta tibetana (provincia de Qinghai), se trasladará a áreas más áridas.

La Academia de Tecnología de Vuelos Espaciales de Shanghái planea completar la construcción de una red de seis satélites para el año 2022, los cuales servirán de apoyo técnico para el proyecto.

Se espera que los satélites desempeñen la función de detección de alta precisión de las formaciones de agua en el aire.

Hasta el momento se pretende lanzarán pequeñas partículas de plata en el aire que luego provocarán la formación de nubes.

De funcionar este proyecto, se podrá obtener el equivalente del 7 % del consumo anual de agua en China y hacer llegar este recurso natural a unos 1.400 millones de personas más.

Según el jefe de diseño del satélite, Zhu Wei, estos aparatos, los Tianhe-1, estarán dotados de las siguientes cargas útiles: 

  • medidor de temperatura de microondas;
  • medidor de humedad;
  • radar de medición de precipitación;
  • detectores de agua de nube.

El Proyecto Tianhe es un proyecto especial para el desarrollo y la utilización de los recursos de agua y aire. A través del análisis científico de la distribución y los patrones de movimiento del agua en la atmósfera, se adoptará un nuevo tipo de tecnología de intervención manual para llevar a cabo la regulación general y la utilización de los recursos hídricos del aire y los recursos hídricos superficiales en diferentes regiones.

Se espera que los primeros prototipos sean lanzados publicados el próximo 12 de noviembre en una convención.

 



Loading...