El Centro Médico LAC-USC, ubicado en Los Ángeles, California, anunció que sus doctores y estudiantes están dispuestos a atender a toda persona sin importar su estado legal, es decir, indocumentados.

John Harlow, residente de Pediatría, mencionó que la decisión de abrir sus puertas fue tomada luego de las recientes muertes de migrantes ilegales en la frontera.

Las amenazas a la deportación y la política de inmigración, juegan un papel importante en el cuidado de salud de nuestros hijos“, mencionó.

Por su parte, el pediatra Mohamad Raad indicó que es obligación de los médicos hablar por los más vulnerables y que al pertenecer al llamado “santuario” del condado, su obligación es dotar de atención médica de calidad a todo ser humano.

En este sentido, el estudiante Andrew Rosales añadió que se debe informar a la gente que no está sola, “que reconocemos que existe la necesidad de más doctores, mejores leyes de migración y mejores servicios“.

Cabe destacar que en los últimos meses se han registrado detenciones de indocumentados al acudir a juzgados para denunciar violencia doméstica, mientras se dirigían a un hospital o dejaban a sus hijos en la escuela.


Loading...