En este nuestro país, y la verdad no sé en que otras naciones del mundo, la palabra MADRE por sus tonos y contenidos tiene muchas interpretaciones o significados, por lo cual hay un verdadero diccionario y tal vez hasta una minienciclopedia por la cantidad de sus acepciones, debiendo aclarar que el término madre para algunos resulta casi sagrado, pero por lo burdo en el vocabulario común para otros se convierte en un vocablo vulgar… Veamos el porqué… Sin ningún orden haré referencia sólo a algunas de las muchas expresiones donde el término madre tiene su descripción de acuerdo a la intención de quien o quienes lo pronuncien… He aquí este breviario de la palabra Madre:

¡Madre, bendita seas!... Madrecita Santa; Madrecita hermosa o linda; Madre de mi vida, de mi corazón o de mi amor; qué ternura de madre; A mi madre; ¡Madre sólo hay una..! Éstas y algunas más, son bellísimas frases u oraciones dignas para rendir honor y homenaje a quien nos dio la vida… En contraparte, ahí les va esta minienciclopedia por el manoseo juguetón, grosero, lepero, vulgar o perverso, para usar el termino madre… Cuando alguien se golpea o tuvo un accidente, burdamente dice: Me di un madrazo o bien: Me partí la madre…

Si algo no tiene importancia o no sirve o está mal hecho:

Vale madre… Si alguien hizo algo indebido, sin razón o sin vergüenza: No tiene madre… Cuando alguien se sorprende por alguna cuestión sólo dice:

Pa’ su madre… Si alguien está saturado: Está hasta la madre y si está lejano: Está

hasta en casa la madre… Cuando se gana poco: Gana una madre… Si se esta cansado o llega al hartazgo: Está hasta la madre… Si alguien va a exceso de velocidad: Va hecho la madre… Si se tiene duda sobre algún hecho u objeto viene la pregunta: ¿Y qué es esa madre? Si algún hecho o cosa son un desastre: Es o está hecho

un desmadre… Si algo está muy bien hecho y satisface: Está a toda madre… Si alguien va muy bien presentado: Va a toda madre…

Si alguien se ve bien: Está a toda madre… Si alguien gana mucho: Gana a madres o gana un madral… Si alguien dice algo que provoque duda se le pregunta: ¿Te ‘cai’ de

madre...? Y para afirmar que se dice la verdad se expresa: ¡Me ‘cai’ de madre...! Si se va en plan desordenado: ¡Vamos a echar desmadre..!

Cuando una persona fue golpeada en forma exagerada: Le dieron o le partieron la madre, o bien lo madrearon… Si algo o alguien apesta: Huele a madres… Cuando alguien quiere dar una negativa, nomás dice: Ni madres… Si algo dejó de servir: Esta madre no funciona… Si un objeto es muy pequeño: Es una madre o madrecita…

Si se pretende golpear a alguien: Voy o vamos a darle en la madre, o bien: Voy o vamos a partirle la o su madre… Si alguien se sorprende por alguna cuestión, sólo dice: ¡En la madre..! Si alguien o algo no vale nada: Vale madre o para pura madre… Si algo está descompuesto y no se sabe por qué, viene la pregunta: ¿Qué chingaos tendrá esta o esa madre..? Si ocurre

algo y hay indiferencia sólo se dice: Me vale madre… Para señalar algo cometido indebidamente se expresa: Que poca madre… Usuales son el verbo madrear en todos sus tiempos y conjugaciones y el sustantivo madrazo en múltiples conceptos… Así las cuestiones, en diversas formas aparecen los términos madriza, madreado, madréalo, madreador, madrearon y algunas otras que le dan su sentido, como eso de: Agárralo a madrazos, Te voy a madrear , no te dejes madrear, si ese te madrea yo también te o lo madreo… Dicen algunos papás o hermanos al integrante de la familia… Como parodias: Ponle una madrina, rómpele su madrin , que madrina le pusieron, pártele su madrina e incluso, un término derivado de la palabra madre que destaca y significa a la “presunta protectora“que en realidad es una explotadora de la prostitución y l@s prostitut@s, sólo se le llama “La madrota”… Dejemos hasta aquí este popular o populachero tema que desde luego, tiene mucho más en estos tiempos de tanta libertad y libertinaje, para usar nuestro idioma, que puede causar estragos o molestias entre gente de “oídos castos” como La Mentada de Madre, que a otros les vale madre… Con eso de ¡Chin… a tu o su madre! ¡Hij@ de su chin… madre! ¡Ahí la dejamos, agregue usted las madres que quiera! ¡Hasta mañana que será un día más!

Las opiniones vertidas en este espacio son exclusiva responsabilidad del autor y no representan, necesariamente, la política editorial de Grupo Diario de Morelos.

Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

Sigue el canal de Diario De Morelos en WhatsApp