La derrota del pásado de sábado ante Mineros de Zacatecas caló hondo en el Club Atlético Zacatepec, sin embargo el estratega de los Cañeros, Ricardo Valiño, tiene claro que no se pueden perder más puntos en los últimos dos juegos.

“Jugamos muy bien los primeros 45 minutos, en el segundo tiempo dejamos de presionar y el rival aprovechó el juego aéreo, no contralamos la pelota y nos llenaron el área se centros”, señaló después del encuentro.

Respecto a su estado de ánimo dijo, “Me voy muerto a mi casa, destruido, con mucha bronca y con mucha mala sangre; sino conseguimos los tres puntos no sirve de nada el jugar bien”.

“No tenemos márgen de error, no podemos dejar de escapar ocasiones, ahora hay que ganar los dos partidos y esperar resultados”, comentó el estratega argentino frente a los medios.

Respecto al tema físico del club Cañero y lo que pretende imprimir en el conjunto morelense, Valiño señaló, “Hay que trabajar para mantener la intensidad, eso es con trabajo”. i

Por: Carlos López