Los invitados llegaron a un exclusivo jardín portando elegantes atuendos para ser testigos del hermoso enlace, que inició con la ceremonia civil. Orlando encabezó el cortejo nupcial acompañado por sus padres y esperó feliz la llegada de Katia, quien apareció luciendo un espectacular vestido y de la mano de su mamá y su papá. 

Después de que la juez leyera el acta de matrimonio, los novios externaron sus votos matrimoniales y conmovieron a sus invitados con las bellas palabras, en las que reflejaron el amor y apoyo que han mantenido durante toda su relación. 

Al finalizar la ceremonia, los invitados disfrutaron un coctel, el cual fue amenizado por una comparsa de chinelos, para después pasar al salón principal, en el que se ofreció un delicioso menú y, posteriormente, los ahora esposos partieron el tradicional pastel y agradecieron la presencia de los asistentes. Enseguida, realizaron su primer baile como esposos, el cual encantó a todos, pues prepararon una coreografía con la canción “Fly Me to the Moon”, de Frank Sinatra. 

La increíble celebración continuó con excelente ambiente y deseando lo mejor a la pareja. ¡Felicidades, Katia y Orlando! 


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado