Una banda de “goteros”, delincuentes que drogan y roban a hombres homosexuales, ahora actúa a través de la aplicación de encuentros Grindr en la Ciudad de México (CDMX).

Aunque antes operaban en bares gay de Zona Rosa y la Condesa, por la epidemia de COVID-19 tuvieron que encontrar otros métodos. Por eso, la banda ahora utiliza la famosa aplicación.

Desde Iztacalco, el grupo, integrado por al menos siete hombres, busca a hombres gay para robarles sus pertenencias en sus propias casas. De acuerdo con el reportero Carlos Jiménez, el líder de la banda es Pablo César Sánchez Barrios, alias “El Chompi”. En diciembre pasado, durante pleno Año Nuevo, incluso protagonizó un enfrentamiento a balazos fuera de su antiguo domicilio, en la colonia Agrícola Oriental.

Asimismo, los “goteros” están conformados por Cristopher Sánchez “El antisocial”, Ricardo Juárez Barrios “El Chato”. Miguel Ángel Sánchez “El Pandi”, Manuel Sánchez “El Toch”, Ángel Sánchez “El Andy”. Y Carlos Sánchez “El Bongo”, quien asegura que era parte de la Policía Federal.

 

Así operan los goteros de Grindr en CDMX

 

De acuerdo con los reportes, el modus operandi de la banda siempre es el mismo. Buscan a hombres gay solitarios. Y, mientras uno de los ladrones “liga” a la víctima y va con ella a su domicilio, los demás los siguen y esperan afuera.

Una vez adentro, el que está con la víctima debe convencerlo de tomar alguna bebida con droga. Así, lo duermen y la carnada avisa por teléfono a los demás miembros de la banda para que puedan saquear la casa.

Una de sus últimas víctimas fue Ricardo, a quien los “goteros” contactaron por Grindr. El sujeto le dijo que se llamaba Noé Kuri y Ricardo lo invitó a su casa.

“Noé” llegó con una botella de vodka al domicilio. Tras unos tragos, Ricardo perdió el conocimiento. Y cuando despertó, al otro día, el sujeto ya no estaba y la banda había robado sus pertenencias.