compartir en:

Bajar de peso, aunque sea poco, disminuye el riesgo de padecer diabetes, enfermedades cardiovasculares y los componentes del llamado síndrome metabólico, señaló la académica Paola Vázquez Cárdenas, de la Facultad de Medicina de la UNAM.

En un comunicado difundido por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la especialista explicó que la obesidad es una acumulación anormal excesiva de tejido adiposo y que en México 44 millones de personas padecen sobrepeso y obesidad.

En este escenario, hasta una pequeña disminución del peso corporal (cinco por ciento) previene el desarrollo de la diabetes mellitus, aminora la prevalencia de componentes del síndrome metabólico y mejora el perfil general del paciente, explicó.

Para bajar de peso no todos los individuos responden igual a las diferentes estrategias terapéuticas, pues en su efectividad inciden varios factores metabólicos, tipos de dieta, particularidades conductuales, mecanismos de hambre y saciedad, predisposición al cambio y regulación del sistema nervioso central, entre otros aspectos.

Por esta razón, en la Clínica de Obesidad de la UNAM se trabaja con un modelo multidisciplinario y se centra en las necesidades de cada quien.

“Así, nutriólogos clínicos, cirujanos, endocrinólogos, psicólogos, psiquiatras y médicos especialistas en deportes colaboran para adaptar rutinas que incrementen el gasto energético y determinar candidatos a una cirugía de bypass (que disminuye y restringe la absorción alimentaria)”, concluyó.