CUERNAVACA, MORELOS.-  Al último corte del Registro Público Único de Financiamientos y Obligaciones de Entidades Federativas y Municipios, 20 ayuntamientos de Morelos mantenían una deuda conjunta superior a 936 millones 750 mil pesos.
Los municipios de Cuernavaca, Jiutepec y Cuautla tienen los saldos de deuda más altos, pero son Ciudad Ayala y Puente de Ixtla los que, con autorización de la LIII Legislatura, contrataron las deudas más largas y con obligaciones más elevadas para los próximos gobiernos.
Los ex diputados autorizaron entre 2016 y 2017 el aumento de la deuda de los municipios por dos vías: individual y grupal.
La última, como parte del programa de recursos anticipados del Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social (FAIS), a través de Banobras.
Con esta modalidad, 17 municipios accedieron a recursos anticipados que se comprometieron a liquidar en el periodo del trienio, en plazos de 13 a 27 meses.
Al cierre de junio, ninguno había saldado el total de los recursos que recibieron, y cuyas amortizaciones se han hecho a través de la Secretaría de Hacienda, que les ha retenido un porcentaje de las participaciones del FAIS que les corresponde y que dejaron en garantía correspondiente.
Los municipios que participaron en este programa fueron Amacuzac, Axochiapan, Ayala, Cuautla, Temoac, Tlaltizapán, Totolapan, Yautepec, Tetecala, Jiutepec, Jantetelco, Jonacatepec, Ocuituco, Tlalquiltenango, Zacatepec, Atlatlahucan y Coatlán del Río.
Por separado, la pasada legislatura autorizó a los gobiernos de Puente de Ixtla, Amacuzac, Cuautla, Jonacatepec, Ocuituco, Ayala, Axochiapan, Jantetelco y Tlaquiltenango, la contratación de más deuda, para pagar en plazos que rebasan el trienio.
Puente de Ixtla, cuya alcaldesa Dulce Medina Quintanilla es esposa del candidato que perdió la elección el pasado 1 de julio, Josué Espíndola Díaz, contrató en diciembre de 2016 con Interacciones, un crédito por 63 millones de pesos para liquidar en 180 meses, es decir hasta 2031, con una tasa de del 11.68 por ciento anual.
El crédito compromete el 35 por ciento del presupuesto anual y al corte del Registro Público de Financiamientos tenía un saldo de 59.2 millones de pesos.
El municipio de Ayala, gobernado aún por Antonio Domínguez Aragón, contrató con Banobras un monto de 72.5 millones de pesos, para liquidarlo hasta 2037; el pago compromete el 38 por ciento del presupuesto anual, con una tasa efectiva de interés del 9.36 por ciento.
A Cuautla le autorizaron refinanciar su deuda con Interacciones de 235 mdp, a 180 meses, de los cuales aún debe 198.4 millones de pesos.
Estas deudas terminarán de ser pagadas por los municipios señalados, después de los créditos que arrastran Cuernavaca y Jiutepec, que desde 2010 no han vuelto a ser sujetos de crédito a largo plazo.
Cuernavaca aún le adeuda a Banco del Bajío 346.9 millones del crédito de 600 millones de pesos que contrató Manuel Martínez Garrigós, y Jiutepec mantiene un pasivo por 131.3 mdp con BBVA, por el préstamo de 200 mdp que contrató Miguel Ángel Rabadán, y que se esfumó en la supuesta compra de un predio.

Créditos se volverán impagables
Ayuntamientos contrataron deuda, que comprometen el presupuesto en algunos casos hasta  el año 2037.

El cuento de nunca acabar
En Cuernavaca, por ejemplo, la deuda heredada por Manuel Martínez Garrigós no se ha podido pagar por completo.

Los que más deben
En el Caso de Cuernavaca, el mayor acreedor es Banco del Bajío, por el préstamo solicitado por Manuel Martínez Garrigós.

1,73 mil mes el monto total contratado

20 ayuntamientos son los que presentan problemas de deuda

19 años tendrá que esperar Ciudad Ayala para pagar la deuda contraída.

3 municipios Cuernavaca, Cuautla y Jiutepec, con las deudas más altas.

13 años pasarán antes de que Puente de Ixtla pague lo que debe.

2 municipios los que contrataron las deudas más largas.

8 años tiene que Cuernavaca y Jiutepec de no ser sujetos de crédito

 

Por: ANTONIETA SÁNCHEZ
[email protected]