Durante la sesión virtual del Comité Municipal de Contingencia COVID-19 (CMCC-19), el alcalde de la capital, Antonio Villalobos Adán, envió un mensaje a la población y los exhortó a no bajar la guardia en estos difíciles momentos.

“Las presiones económicas y sociales serán mayores, si perdemos el control del contagio por flexibilizar medidas preventivas prematuramente”, expresó el edil de Cuernavaca.

Reconoció que la transmisión del coronavirus sigue alta y el semáforo de alerta está en rojo, “al pasar a color naranja, se reactivará gradualmente y ordenadamente nuestra economía y la nueva vida cotidiana”, agregó.

En su mensaje, anunció que va a proponer al Cabildo se coloque  una placa en el centro de la ciudad en agradecimiento a todo el personal de salud, como un acto de memoria a su heroísmo en esta fase.

Villalobos Adán recordó que en estos últimos tres meses, que han sido muy difíciles por el coronavirus, se implementó una estrategia integral para cuidar la salud y vida de los cuernavacenses.

Lo anterior, se aplicó adoptando medidas preventivas para reducir el número de contagios y la movilidad en Cuernavaca, lo que se ha logrado hasta el momento, manteniendo el orden social.

Con el apoyo de los integrantes del CMCC-19, los indicadores de la ocupación hospitalaria se han mantenido debajo del 80 por ciento evitando el colapso del sistema de salud y la transmisión del contagio no se dispersó de manera descontrolada.

El alcalde destacó que todos los días, los miembros del comité procesan la información para una mejor toma de decisiones, a favor de la comunidad, lo que ha permitido superar las pruebas a las que nos somete el virus, “Aprender a vivir y convivir con COVID-19”, agregó.

Po último el alcalde también expresó que: “Todos esperamos el momento de regresar a nuestras actividades, pero hoy debemos aprender a vivir con el coronavirus por lo menos hasta que no esté lista una vacuna o se desarrollen medicamentos efectivos”. 

 

CARLOS SOBERANES

carlos.soberanes@diariodemorelos.com