Después de dejar la serie abruptamente sin explicaciones, Ruby Rose expone a WarnerBros por los constantes abusos que sufrió en el rodaje de Batwoman.

Ruby Rose, quien protagonizó Batwoman en la primera temporada, dio finalmente las respuestas a todas las dudas sobre porque había dejado la serie a través de su cuenta oficial en Instagram.

WarnerBros había acusado a la actriz de abandonar la serie sin ninguna explicación, por lo cual después de un tiempo Ruby Rose decidió alzar su voz y explicar que fue realmente lo que sucedió, una serie de abusos por parte de los productores y directores de la serie, además de su compañero de filmación, Dougray Scott.

La actriz afirma que su compañero, quien daba vida a Jacob Kane en la serie, agredió a otras actrices, tenía un comportamiento abusivo y violento.

"Hizo daño a una doble, gritaba a las mujeres como si fueran perros. Aquello fue una pesadilla", afirmó en su Instagram.

“A mis queridos fans, por favor ya no me pregunten si volveré a esa serie”, suplicó la actriz, tras haber soportado incluso acoso por parte de un investigador privado que el productor contrató para ella.

Además mostró las radiografías de una lesión que tuvo en el cuello mientras realizaban una grabación de la serie, y acusa al chariman Warner Bros Television de pedir que fuera a trabajar tan solo diez días después de la operación, porque de no regresar todo el equipo y reparto de Batwoman sería despedido, y todas las perdidas de dinero serian su responsabilidad.

«Peter Roth, eres el primero. Eres el capítulo uno. No estoy segura si lo dejaste después de ser ascendido al más alto puesto porque no podías dejar de obligar a mujeres jóvenes a plancharte los pantalones, sobre tu paquete, mientras los seguías llevando puestos o si lo dejaste después de contratar un detective privado para que me siguiera, y a quien despediste en cuanto el informe no encajaba con tu narrativa. En cualquier caso, en lo que te concierne, hay ya un ejército esperándote.»

 

Por otro lado acuso a Caroline Dries, showrunner de Batwoman, de visitar el set en tan solo tres ocasiones, por lo que su papel como autora-productora no sería desempeñado; forzó a todos los integrantes a seguir con la producción de la serie durante plena pandemia, mientras el resto de las series de Warner habían suspendido sus labores para proteger a los integrantes del covid-19.

"No volvería por ninguna cantidad de dinero, ni aunque me pusieran una pistola en la cabeza. Y TAMPOCO ABANDONÉ. YO NO ABANDONO. Fueron ellos quienes destrozaron a Kate Kane y Batwoman, no yo", concluyó Rose.


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado