Siguenos en
    Redes Sociales

Tierra santa en tepoztlán de histórica identidad

Tepoztlán, MORELOS.- En 1920 aún no terminaba la Revolución Mexicana y la colonia Santa Catarina Zacatepetl ya quería ser rebautizada como la Gabriel Mariaca, en honor a uno de los aguerridos revolucionarios originarios de esta colonia matizada con tonos campiranos; sus calles empedradas que datan más de 70 años; sus casas de adobe, algunas con techo de teja y otras con el tradicional colado de arena y cemento actual, pero lo más significativo es el proceder de la gente del poblado: gentil, atenta y siempre dispuesta a responder a los visitantes con el mejor talante.
Sin embargo, la verdadera historia del poblado data desde la época de la Colonia, en 1580; la iglesia fue edificada a principios del Siglo XVIII y remodelada y bardada en 1895, así lo demuestra el grabado en la parte interior de la fachada, en donde está inscrita le fecha de la culminación de la obra: 30 de Abril de 1895. Toda la historia del poblado gira alrededor de la Virgen Santa Catarina, que fue traída a México por dos por misioneros de la orden dominica en 1797, cuando la  invasión española, hasta que esta fue borrada por don Emiliano Zapata y su lucha por la tierra y libertad. Se pretendió ingresar a la iglesia, pero estaba bajo cadenas y candados; los habitantes afirmaron que hace cinco años le robaron las alhajas a la Virgen, y desde entonces se asegura el inmueble de esa forma.
Al respecto, vecinos como la amable señora Micaela Portugal, cuentan lo que de boca de sus ancestros salió: que la Virgen de Santa Catarina, que fue traída por los españoles, fue llevada a Tepoztlán en tiempos de la Revolución para evitar que le hicieran daño. “Además que esta virgen castigaba a los gendarmes que abusaban de las mujeres casaderas y más jovencitas, decía mi abuelita que la Virgen se aparecía en una carroza cuando veía gendarmes abusivos, los arremetía a espadazos y volvía a subir a su carroza; ella era una mujer hermosa, de cabellos rubios que parecían de oro, los federales le tenían más miedo a la Virgen que a Emiliano Zapata, nos contaba mi abuelita que eso pasaba cuando ella era una niña”.

LUCHAN POR DEFENDER
LA RESERVA ECOLÓGICA
El pasado ha quedado muy atrás, hoy el pueblo colindante con la reserva ecológica de
El Texcal, con Tepoztlán, y con Ahuatepec, teme que sigan invadiendo su reserva, la comunidad brinda todo su apoyo al poblado de Tejalpa, para que el espacio no sea invadido.
En Santa Catarina aseguran que el ayudante municipal es quien fomenta la venta de terrenos en El Texcal y ese no es su papel, y sí el de ayudar al vecindario. Diario de Morelos intentó entablar diálogo con el señor Alberto Leopoldo Sedano Pérez, ayudante municipal, pero éste jamás respondió.
Caminando por el pueblo, que envuelve con una magia indescriptible, calles empedradas, casas de adobe que en sus patios lucen montones de mazorcas en espera al desgrane, los vecinos aseguran que la calma es igual todos los días, no hay delincuencia que amenace: “Aquí nomás hay borrachitos que no le hacen mal a nadie, todos nos conocemos, y si llega algún extraño tenemos una comunicación muy buena, que impedirá que exijamos vigilancia; tenemos poco patrullaje, pero la verdad no lo necesitamos, nuestro pueblo es muy tranquilo”, afirma don Claudio Valdez, campesino de la tercera edad.
La población actual de Santa Catarina es de aproximadamente 5 mil 500 habitantes, la infraestructura es suficiente para mantenerse como pueblo que no dependa de Tepoztlán; es necesario, dicen los vecinos en una rueda de prensa improvisada en la calle Cuautla, quitarse la dependencia, que tienen la capacidad para manejar de mejor manera los recursos municipales y federales, y que el pueblo salga de la mediocridad en que está hundido.
Y es que ellos se refieren a que los recursos destinados a la mejoría de calles, como alumbrado y pavimentado no son bien encauzados, existen calles que necesitan reencarpetado; la leyenda “Solidaridad” ha sido deshecha por las lluvias y el trajinar de los autos y personas en algunas calles, sin embargo el pueblo luce lleno de magia y color, ese es el escudo actual de Santa Catarina.


COMENTARIOS