Siguenos en
    

Piden revisión a permisos de bares

La demanda. El regidor Francisco Gutiérrez puso en la mesa la solicitud, al asegurar que Alcoholímetro puede no llegar a funcionar  si negocios operan sin licencia.
La demanda. El regidor Francisco Gutiérrez puso en la mesa la solicitud, al asegurar que Alcoholímetro puede no llegar a funcionar si negocios operan sin licencia.

CUERNAVACA, MORELOS.- El regidor de Seguridad Pública en el Ayuntamiento de Cuernavaca, Francisco Gutiérrez Serrano, pidió al alcalde Rogelio Sanchez Gatica que sean revisadas las licencias de funcionamiento de los bares y negocios que expenden bebidas alcohólicas, ante la presunción de que muchos de ellos estén funcionando sin el permiso respectivo.
Lo anterior, indicó Gutiérrez, luego del reclamo que han hecho la Asociación de Discotequeros en el sentido de que se están enfrentando a una competencia desleal por la proliferación de negocios que, presumen, no cuentan con la autorización del Ayuntamiento, pero que, sin embargo, se encuentran funcionando.
El concejal señaló que luego de las mesas de trabajo que se han realizado para reglamentar el programa del alcoholímetro, la representación de los empresarios de las discotecas se manifestó por la revisión de los negocios de la vida nocturna para detectar a los que están funcionando al margen de la ley.
“Hemos sostenidos algunas reuniones y ellos han expresado que hay negocios que deben ser revisados, pues el trabajo conjunto que se hace en torno a implementar el alcoholímetro puede no llegar a funcionar, pues si hay negocios que operan sin licencia, no se puede esperar que apoyen esta propuesta, porque, de inicio, no respetan los reglamentos”, expresó Gutiérrez Serrano.
Esta petición y la sospecha
de los discotequeros hacen recordar que en el mes de mayo del presente año se destaparon irregularidades en la Dirección de Licencias de Funcionamiento del municipio capitalino, por lo cual, incluso,
se ha presentado una denuncia ante la Procuraduría General de Justicia (PGJ), por un quebranto en
contra de la comuna, el cual puede llegar a los 30 millones de pesos.
Se detectó que al menos 90
licencias fueron sustraídas y pudieron ser vendidas al mejor postor; además de que otras 15 fueron expedidas de manera irregular,
sin que hasta el momento hayan sido dados a conocer avances en las investigaciones, ni castigo a los responsables, por lo que el
reclamo de los discotequeros tiene sentido y la comuna está obligada a darle respuestas con independencia de si se realiza o no el programa del alcoholímetro.


y tambien en todos los antros con o sin licencia les dan de tomar a los menores de edad sin q pase nada yo propongo q aumente la edad para darle de tomar a 21 años y q el reglamento para abrir antros sea mas duro pero se nesesita una auroridad firme uds los medios tienen la palabra ojala tomen en cuenta mi comentario

COMENTARIOS