Escombros quedan sobre la Torre Latinoamericana. Arriba, 4 hombres alzan los puños, en señal de que el sismo no doblegó su fortaleza.
Fotos: Marcela García/ Luis Flores / DDM