Ya iniciaron las declaraciones sobre la corrupción en el pasado gobierno. Nos dicen que ya se preparan denuncias apoyados por un grupo de investigadores y profesionales del Derecho.
Están en la mira de la Comisión Estatal Anticorrupción los negocios que fueron verdaderamente escandalosos en las áreas de Salud, Obras Públicas y Cultura de la administración pasada, casos que en su debido momento serán denunciados ante la Fiscalía General del Estado o la Procuraduría General de la República, dependiendo del rubro y origen de los recursos que pudieron ser desviados por funcionarios anteriores, lo que está muy bien; ahora lo que queremos es que en realidad lo hagan una realidad y no sólo nos den declaraciones, todos los queremos ver entre las rejas a la familia real y a sus socios.
La primera de las bases de la campaña del actual gobernador fue el que metería a la cárcel al ex gobernador, su familia y sus socios, que llegaron a un cinismo impresionante en la manera de hacer negocio que sin ningún recato eran “vox populi” la manera en que obligaban a los concesionarios a entregarles el famoso 30% de la obra y aunado a eso la prepotencia y la soberbia peor que la de las casas reales del mundo; la familia del ex no la merecía ni el piso y mucho mayor fue el desprecio por todo lo morelense.
Señaló en entrevista el asesor anticorrupción del gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo, quien explicó que están ya en la mira estas personas y “personajes” de la administración pública estatal anterior, y por ello todo un cuerpo de investigadores y profesionales del Derecho trabajan ya en el seguimiento a la presunción del desvío de recursos públicos.
Adelantó que concluido el trabajo de investigación, las documentales y evidencias se turnarán a la Consejería Jurídica del Gobierno del Estado de Morelos con el propósito de sustentar adecuadamente cada uno de los casos para su adecuada denuncia ante la instancia que corresponda, y dejó entrever que corresponderían al orden local y federal, pero que en su momento se darán a conocer.
“Con esto, se inicia la integración para dar forma a algunas denuncias, y todo el trabajo se pondrá a disposición de la Consejería Jurídica para que se enriquezcan, que brinde la línea correcta a seguir y posteriormente su formal presentación ante las instancias correspondientes como la Fiscalía General del Estado; habrá casos que corresponden al orden federal y por ende, dar curso legal ante la Procuraduría General de la República.
La información señala que una vez que inicie el proceso de presentación de denuncias, la Fiscalía local cumpla con su responsabilidad, de lo contrario, que sean sancionados porque no se trata de algo sencillo, mucho menos de un juego; la instrucción del gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo es llegar al fondo de cada uno de los temas pendientes en cuanto a corrupción, todo a través de la investigación ya que “hay mucha tela de dónde cortar”.
Nos informan a que hay personas y personajes que serán llamados a rendir cuentas en distintas áreas del Gobierno del Estado de Morelos, sector salud, de obras y de cultura, principalmente, y en ellos hay visos claros de haber cometido delicados asuntos de corrupción, sin tocar el tema de la organización Unidos por Morelos que es monitoreado muy de cerca y que todos podemos darnos cuenta de la mala manera en que el gobierno anterior dilapidó y gasto los recursos federales y estatales para la reconstrucción, ya que la mayoría quedaron en manos de los que los supuestamente distribuyeron, pero sólo una parte mínima se quedaron con la mayoría.
Para comprobarlo nada más hay que dar una vuelta por las afectaciones del terremoto, a donde se puede ver lo poco que realmente ayudaron a los verdaderos damnificados.
Es realmente alentador saber que lo están haciendo y que pronto tendremos resultado, ya que los ciudadanos estamos hartos de la impunidad y corrupción que vivimos en grados alarmantes.
Las cosas no están fáciles para nadie y la indignación de la sociedad es cada día mayor, por eso es verdaderamente importante que el nuevo gobernador cumpla con la palabra de meterá la cárcel a los corruptos, los hay de sobra más de la mitad de los ex diputados, funcionarios públicos que hicieron de las suyas de forma descarada; hay quienes llegaron con una mano atrás y otra adelante y ahora viajan en primera, y desde luego no les queda.
La gente está harta, los ciudadanos estamos cansados de la burla de la que fuimos víctimas, queremos justicia que se vayan al bote los que robaron y los que les ayudaron que también explotaron al estado de manera indiscriminada. ¿No cree usted?

Por: Teodoro Lavín León / lavinleon@gmail.com   Twitter: @teolavin