compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- La Comisión para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Coprisem) reforzó las acciones de verificación de los establecimientos dedicados a la preparación y expendio de alimentos, así como a las plantas purificadoras de agua y a las fábricas de hielo.
Lo anterior, porque cada año, las atenciones médicas por enfermedades diarreicas y gastrointestinales se incrementan hasta en un 30 por ciento durante la temporada de calor.
“Sabemos que al incrementarse las temperaturas, se deben reforzar los cuidados en la conservación y manejo de los alimentos, pues el calor provoca que éstos sufran diversos cambios físicos y químicos que provocan su descomposición, por lo que hemos fortalecido la verificación y el muestreo de los mismos, así como de agua y hielo purificados para que éstos no representen un riesgo a la salud de la población”, manifestó el comisionado Sergio García Álvarez.
Los establecimientos en donde ha reforzado la vigilancia son restaurantes, cocinas económicas, fondas, loncherías, pescaderías, carnicerías, expendios de productos lácteos, autoservicios, plantas purificadoras de agua y fábricas de hielo.
El comisionado detalló que las acciones consisten en verificar que los establecimientos reúnan los requisitos y condiciones sanitarias adecuadas, lo que contribuye a la prevención de enfermedades trasmitidas por alimentos y agua contaminados como las diarreicas agudas, intoxicaciones y otros males gastrointestinales.
El titular la Coprisem agregó que como parte de las actividades se realiza muestreo aleatorio de productos, a efecto de corroborar su calidad microbiológica a través del análisis correspondiente. 
También se difunde entre los responsables de los establecimientos la normatividad que aplica a este tipo de locales, mientras que entre los manejadores de alimentos se promueven las prácticas adecuadas de higiene y manipulación de los mismos. 

Mil 800  muestras de productos se han tomado para control sanitario
 

Por:  DDM REDACCIÓN  /  [email protected]