compartir en:

Cuernavaca, Morelos.-  Tejalpa es uno de los poblados más importantes del municipio de Jiutepec, su nombre se deriva del náhuatl, “Texali”, que significa “piedra arenisca”, la terminación “pan”, en esta lengua quiere decir “lugar”; dando como resultado “Lugar de piedras areniscas”.
 Uno de los poblados más antiguos del municipio, no se sabe a ciencia cierta los años en que se fundó, pero el lugar conserva gran parte de la cultura y tradición morelense, y sobre todo ancestral.
 
Cuentan los vecinos oriundos de la localidad, que según historias de sus abuelos la tribu Tlahuica estuvo sitiada en la zona, por ello consideran que estos fueron los fundadores, y que después fue habitado por los Olmecas, mismos que, suponen, quedaron sepultados en el lugar debido a la erupción del volcán que se encontraba en el cerro de la Herradura, cercano a Tepoztlán.
 
Hoy en día, en el centro de Tejalpa, se observa la Iglesia de la Asunción de María, misma que tiene una historia interesante en su creación, fue construida en su primera fase en el siglo XVII, narra don Rasalio Moisés Lugo.
“Antes de este casco grande había una capilla que quedó abajo, era la mera antigua, la que hicieron los primeros evangelizadores que llegaron aquí. Según historias, se sabe que cuando se hizo el templo de Jiutepec, ‘El Señor de la columna’, fue gente de aquí a trabajar allá, a ellos no les pagaban, únicamente les daban alimento, y quedaron que cuando terminaran allá, se venían a trabajar aquí”, relató el nativo del lugar.
 Cuenta que entre los años 1965 y 1970 se terminó la construcción de la cúpula de la actual iglesia, derivado de ello se derrumbó la primer capilla, y que gran parte de ese escombró sirvió de plancha para el zócalo que hoy se observa.
La fiesta religiosa de la Asunción de María se celebra en la localidad de Tejalpa cada año el día 15 de Agosto, dando inicio con una misa en la parroquia, donde personas de distintos lugares convergen y son recibidas en casa de los habitantes del lugar.
Dando una cálida bienvenida después de la peregrinación, los pobladores ofrecen Mole que las vecinas del lugar preparan de manera artesanal; además, la celebración se ameniza con música de viento.
En los costados a la parroquia se instalan puestos de venta de pan, esquites, dulces típicos, juegos mecánicos, juegos de canicas, tiro al blanco, entre otros. Ya por la noche se hace un jaripeo en el corral de toros.

Grandes tradiciones...
Tejalpa deriva del náhuatl, “Texali”, que significa “piedra arenisca”, la terminación “pan”, en esta lengua quiere decir “lugar”; dando como resultado “Lugar de piedras areniscas”.

La tribu Tlahuica estuvo sitiada en la zona,  ellos se les consideran como fundadores. Posteriormente fue habitado por los Olmecas, mismos que quedaron sepultados en el lugar, debido a la erupción del volcán que se encontraba en el cerro de la Herradura.

La Iglesia de la Asunción de María, construida en su primer capilla en el siglo XVII. Entre los años 1965 y 1970 se terminó la construcción de la cúpula.

Trabajadores de Tejalpa hicieron el templo de Jiutepec, “El Señor de la columna”, y después regresaron a construir la iglesia en su poblado.

Gran parte de ese escombró de la primer capilla sirvió de plancha para el zócalo que hoy se observa.
15 de Agosto es la fiesta patronal en el poblado.

 

Por: Guillermo Tapia /  guillermo.tapia@diariodemorelos.com