dibujo

share

Durante tres meses de confinamiento, Leonardo Álvarez se enfrentó a días de estrés, incertidumbre y ocio, sin embargo, gracias a su pro activismo se sumergió en un mundo basado en color, lápices y mucho ingenio que le permitieron explotar una parte que no conocía de él.