El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), sección XIX, insiste que Morelos no está listo para clases presenciales, no sólo por el retroceso en el semáforo epidemiológico, sino por una serie de factores que deben atenderse.

De acuerdo con la representante, Gabriela Bañón Estrada, ésta es la postura del magisterio no solo a nivel estatal, sino nacional, independientemente de que el jefe del Ejecutivo federal aseguró que las clases serán presenciales a partir del inicio del ciclo escolar 2021-2022 “llueva, truene o relampaguee”. 

Dijo que el sindicato considera que se debe actuar con precaución, en especial después de que los casos de contagio aumentaron en las últimas semanas y a que en Morelos el programa piloto para un regreso seguro no tuvo buenos resultados. 

La lideresa recordó que las condiciones que el sindicato ha puesto para el regreso a las aulas continúan siendo las mismas, vacunación, planteles escolares en condiciones y de forma voluntaria. 

“Mínimo deben existir las condiciones de agua potable, luz y sanitarios en buen estado, así como la dotación de gel y sanitizante, lo que se necesita en las escuelas”, declaró Bañón al hablar del tema. 

Al respecto subrayó que los materiales que componen el escudo de la salud deben ser financiados por el Estado, y no por los padres de familia, a los que de siempre, se les ha delegado esta responsabilidad, afirmó. 

Insistió en que una vez que se cumpla lo anterior, deberá prevalecer el criterio de que la asistencia a las aulas será voluntaria, sobre todo después del resultado que tuvo la prueba piloto, en la que se vio la desconfianza de los padres de familia de enviar a sus hijos a los planteles. 

“La postura es clara, sí tenemos la gran responsabilidad de dar un servicio profesional, pero también debe haber corresponsabilidad por parte de los gobiernos”, insistió. 

Agregó que actualmente la mayoría de los planteles tiene alguna deficiencia, por falta de mantenimiento, o porque fueron objeto de robos y rapiña durante el confinamiento, lo que debe ser atendido con el conjunto de observaciones hechas antes del 30 de agosto. 

Finalmente, dijo que el 90 por ciento de los docentes están vacunados. 

Por separado, las autoridades de educación del Estado aseguraron que continúan los preparativos para el regreso presencial, aunque reconocieron que será hasta la próxima semana cuando esperan tener indicaciones más claras desde la Federación. 


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado